Siete maravillas del mundo.




El Templo de Kukulkán: Es una pirámide de siete niveles construida por los antiguos mayas en la ciudad de Chichén Itzá, en el centro de Yucatán (México). El día del equinoccio de primavera se observa en la escalera norte una proyección solar serpentina; resultado de la sombra que proyectan las nueve plataformas del edificio, al ponerse el sol. Cada lado tiene 91 escalones los cuales al sumarlos nos da 364, más un escalón que se encuentra al centro de la misma, suman los 365 días del año.

La Gran Muralla China: Es extraordinariamente larga: 4.53 millas de este a oeste. Cubre 3.97 millas de la frontera con Corea, cruzando siete provincias y  está formada por una serie de murallas construidas y reconstruidas por diferentes dinastías durante más de 1.000 años. Levantada para proteger el imperio de China, no para evitar que fuera invadidos, sino impedir que los invasores trajeran caballerías.

La Ciudad de Petra: Es un importante enclave arqueológico en medio del desierto jordano, y la capital del antiguo reino nabateo. Una ciudad labrada en las mismas rocas del valle donde destacan los edificios conocidos como la Tesorería y el Templo de los Leones Alados.  La fachada helenística de 138 pies de altura del monasterio de El Deir, constituyen ejemplos impresionantes de la cultura de Oriente Medio.

El Cristo Redentor: Está situado a 2,326 pies sobre el nivel del mar, en la ciudad de Río de Janeiro, en la cima del Cerro del Corcovado. Los brazos se extienden hacia el vacío y la cabeza queda inclinada, un desafío a la ingeniería calificada como la obra de 'hercúlea'. Tiene entre sus logros que nadie murió por un accidente durante las obras, algo que no era normal en la época.

Machu Picchu: Construido en el promontorio rocoso que une las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu, al oriente de los Andes Centrales y al sur de Perú. Existen sólidas evidencias de que los constructores tuvieron en cuenta criterios astronómicos y rituales para la construcción. La alineación de algunos edificios coincide con el ‘azimuth' solar durante los solsticios, con los puntos de orto y ocaso del sol en determinadas épocas del año y con las cumbres de las montañas circundantes.

El Coliseo Romano: Aunque está seriamente dañado debido a los terremotos y los picapedreros, es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana. La fachada de tres gradas de arcos y de un nivel de ático mide cerca de 158 pies de alto, equivalente a un edificio de 12 a 15 niveles. El anfiteatro, el más grande jamás construido en el Imperio Romano, se completó en el 80 DC por Tito, y fue modificado en el reinado de Domiciano.

El Taj Mahal: Construido en Agra, India, por el emperador musulmán Sha Jahan, en honor a su esposa favorita Mumtaz Mahal, quien murió dando a luz a su 14º hijo. Se estima que la construcción demandó el esfuerzo de 20.000 obreros. Se terminó en 1657, poco después Sha Jahan enfermó y sus hijos lo derrocaron; el resto de sus días los vivió en arresto domiciliario y mirando por una ventana el Taj Mahal donde fue sepultado al lado de su esposa, generando la única ruptura de la perfecta simetría del conjunto.



About the Author

La Redacción
Diario DigitalRD.Com, primer diario en línea creado en República Dominicana, fundado el 16 de enero del 2006. Su director es el periodista José Tejada Gómez. Para contactos. Cel. 809-980-6500 y 809-6081130. [email protected]