Vinculan lesiones musculares al uso prolongado de la computadora.




La información aparece publicada en la revista Pro-Salud News, en la cual se explica que una persona que agota una jornada de trabajo de cinco días a la semana, a razón de 8 horas diarias – más o menos- lleva a cabo entre 12 y 33 mil movimientos de cabeza y ojos y alrededor de 30 mil pulsaciones en el teclado.

Cuando se utiliza la computadora sentado en una silla incómoda, en una mala posición, forzando el cuello, los hombros,  la cabeza y sin descanso; el cuerpo comienza a manifestar su protesta a través de dolores musculares que,   en principio, se localizan en la zona inferior de la espalda, en las cervicales, el cuello, los hombres, las piernas y las manos.

CAUSAS DEL DOLOR:


Generalmente, las personas pasan muchas horas frente a la computadora en una posición incorrecta: mantienen la columna flexionada y no del todo apoyada, en asientos pequeños, sin espaldo y rígidos en extremo; colgando los pies y los brazos  y el cuello fijo. La columna, y los músculos para-vertebrales que se ubican al costado de la misma se agotan y se manifiesta el dolor.

UN CÍRCULO VICIOSO:


El dolor producido genera un reflejo que aumenta la contractura y se puede originar una  inmovilización de la zona afectada por el mismo organismo y se crea una especie de círculo vicioso de mala postura-contractura muscular-dolor-rigidez.

TRATAMIENTO:


El doctor Norberto Debbag, médico deportólogo y cardiólogo explicó que cuando esta situación se prolonga demanda tratamiento y ante la ausencia de lesiones más severas (que deben constatarse a través de estudios de diagnóstico por imágenes) una opción es la ozonoterapia.

Deebbag dijo también que "se trata de un tratamiento complementario empleado con frecuencia en Europa y Estados Unidos en el cual  (de acuerdo al grado de molestia, el cuadro que se presente y la zona afectada) el paciente es  sometido  a cierta  cantidad de sesiones en las cuales mediante la acción analgésica-antiinflamatoria se mejora la circulación local  y se favorece la oxigenación de los tejidos y la relajación del músculo.

REPETICIÓN Y EL TRABAJO EN CASA:


Cada vez es más frecuente que determinados días a la semana los empleados permanezcan trabajando en sus hogares; pero esta conducta puede ser un arma de doble filo;  ya que al tener una computadora en el hogar se  tiende a continuar la labor sin dejar tiempo  para el  esparcimiento. Además, las personas suelen continuar repitiendo las conductas de la oficina: mucho tiempo frente a la PC y manteniendo una mala postura.

Cuando como consecuencia de la reiteración de movimientos pueden surgir lesiones denominadas "de estrés repetitivo, " entre las cuales se destaca la de túnel carpiano (sistema localizado en las muñecas y conformado por ocho huesos pequeños),  por el que pasar un paquete de ligamentos, tendones y nervios que mueven los dedos y  se comunican con el cerebro, el cuello y los brazos.

Si el nervio es presionado por inflamación de los tendones y la persona comienza a sentir entumecimiento, dolor en el brazo y la mano quiere decir que se está produciendo el "Síndrome del túnel carpiano".

También sufre la cabeza:


Cuando el trabajo se torna  rutinario y  pesado esos efectos no solo se sienten en los huesos y músculos, sino también en la cabeza.  Por eso, los trastornos de ansiedad son más frecuentes entre los trabajadores que están en relación de dependencia, por las presiones laborales a que están sometidos son mucho mayor.

PREVENCIÓN:

  • Regular los controles del monitor para mejorar su visibilidad, de modo que se reduzca el brillo al mínimo confortable y se mejore el contraste.
  • Descansar la vista cada dos horas durante al menos 10 minutos, o cada vez que se sienta cansancio visual.
  • Durante estas pausas, observar objetos lejanos y cercanos de manera alternada para quitar tensión al nervio óptico y permitir que se relaje y descanse.
  • Mantener los párpados cerrados durante algunos segundos para que los ojos se humedezcan. Si esto no es suficiente, se pueden utilizar lágrimas artificiales.
  • Trabajar en una habitación bien iluminada, esto es, en aquella en donde la fuente general de luz sea mayor que la del monitor.
  • Cuidar que la iluminación no se refleje en la pantalla; de hecho, no debe estar ni detrás ni enfrente del usuario.
  • Limpiar con frecuencia el monitor para evitar manchas y distorsiones.
  • Mantener una distancia de 40 a 60 centímetros entre ojos y monitor.
  • Evitar que haya humo, y procurar que la habitación esté ventilada para erradicar elementos irritantes.

Del mismo modo, los expertos aconsejan revisiones periódicas de la vista para comprobar el seguimiento de estas medidas y, ante todo, para detectar algún problema ocular que no se haya diagnosticado con anterioridad, pero que con el uso de la computadora se haga evidente, como astigmatismo (deformidad de la córnea que genera visión borrosa) e hipermetropía (incapacidad para enfocar objetos cercanos).

CORREGIR MALAS POSTURAS:

Otro hecho importante consiste en adoptar adecuada posición corporal que evite tensión en espalda, hombros y cuello, los cuales son responsables de dolor de cabeza y molestias musculares. También se recomienda efectuar algunos ejercicios que relajen nuestro cuerpo y, de alguna manera, eliminen al estrés.

Los consejos al respecto son los siguientes:

  • Mantenga la espalda recta al trabajar, procurando que los hombros permanezcan relajados, los codos doblados a 90º y las muñecas rectas para que los antebrazos queden paralelos a la mesa. Ajuste la altura de su silla y mesa para ayudarse a conseguir esta posición.
  • Puede valerse de apoyabrazos para el teclado y ratón (mouse), ya que son buenos para relajar las muñecas.
  • Coloque el monitor a la misma altura que su cabeza, a fin de que el cuello no se tense.
  • Procure teclear suavemente para no forzar las muñecas, y no apriete el ratón, ya que se tensa el antebrazo.
  • No permanezca más de una hora sentado sin moverse: levántese y camine un poco.

  • Beba agua, ya que además de beneficiar su salud, el exceso de líquido provocará que sus necesidades fisiológicas le obliguen a ponerse de pie y a desplazarse más de lo habitual.
  • Durante sus descansos, gire las muñecas y hombros con suavidad, mediante movimientos circulares.
  • Es muy recomendable que se estire, haga algunas sentadillas, mueva sus brazos, piernas y cuello; también puede realizar entre 5 y 10 respiraciones profundas. Si le da pena hacer esto en su lugar de trabajo, acuda al baño o a una zona de poco tránsito y realice sus ejercicios.

 



About the Author

La Redacción
Diario DigitalRD.Com, primer diario en línea creado en República Dominicana, fundado el 16 de enero del 2006. Su director es el periodista José Tejada Gómez. Para contactos. Cel. 809-980-6500 y 809-6081130. [email protected]