Crisis diplomática por affaire entre Rusia y Ucrania

Willians De Jesús Salvador.




«El imperio es el sujeto político que efectivamente regula estos intercambios globales, el poder soberano que gobierna al mundo”. Hardt y Negri, en su obra el Imperio.

Las relaciones entre Rusia y Ucrania, siempre se enmarcó dentro de la política de buenos vecinos, por compartir un conjunto de aspectos geopolíticos, culturales, étnicos, económicos y vínculos históricos que trascendieron en el siglo pasado cuando ambas formaban parte del concierto de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en estos términos se refirió el Presidente del Parlamento de Ucrania en Kiev, en ocasión de la visita oficial que hizo el presidente dominicano Hipólito Mejía  a Ucrania, y el suscrito tuvo el honor de acompañarle en el año  2003.-

El Tratado de Belavezha, fue un acuerdo internacional rubricado el 8 de diciembre de 1991, por los presidentes de Rusia ( Boris Yeltsin), Ucrania (Leoniv Kravchuk) y Bielorrusia (Stanislav Shushkiévich) este histórico y memorable Acuerdo se firmó en las entrañas de la reserva natural Belavézhskaya Pushcha, en la que se declaraba oficialmente disuelta la URSS y el fin de la Guerra Fría.

El mundo se hizo unipolar y el Neoliberalismo emergía como la nueva y única fuerza que gobernaba al mundo, no faltaron teóricos que proclamaban el fin de las ideologías, recuerdo sobre este particular que asistí a un evento en Miami, Florida, en los días posteriores a este cataclismo que estremeció a esta franja euro-asiática del globo terráqueo, era una gran reunión de la Asociación Interamericana de Hombres de Empresas(AIHE), el orador que me precedió un prestigioso banquero, proclamó que la lucha universal ya no era entre los comunistas y los demócratas del planeta, sino entre el surgimiento de los nuevos modelos económicos y desarrollos, es decir, entre las rentabilidad es del mercado y el bienestar colectivo, como nuevos paradigmas.
Estas aseveraciones me obligaron a cambiar la introducción de mi discurso. Inicie con una pregunta: «El entusiasmo es tan grande por la disolución de la URSS, que muchos empresarios y economistas, piensan que a todos los seres humanos les han cambiado el cerebro por una caja registradora, les recordé que para muchos socialistas todavía el corazón latía a la izquierda.»
Quienes están detrás y alentando  una conflagración de gran escala entre Rusia y Ucrania?
Las sanciones a Rusia por Estados Unidos de Norteamérica y aliados  reflejan  una crisis diplomática de mayor envergadura, en la que subyacen otros aspectos y el affaire entre Ucrania y Rusia es un pretexto .?
Hay que advertir que a nadie favorece un enfrentamiento bélico entre Rusia y Ucrania, esto producirá necesariamente un nuevo escenario mundial, y no es ocioso recordar que tanto los países de UE, EEUU y aliados occidentales tienen una importante dependencia energética, por lo que una ruptura comercial con Rusia, sería el escenario ideal para que China termine de dar un salto a escala imperial sin parangón y el relanzamiento de su economía que empieza a dar muestras de agotamiento, tras un crecimiento sin paralelos en la historia contemporánea..
China y Rusia son aliados estratégicos, y el mercado asiático en su conjunto tiene una gran potencialidad por lo que Rusia cambiaría su orientación estratégica de mercado, Estados Unidos no sentirá estragos porque no depende del mercado ruso, pero si afectaría a los países asociados en la UE cuyas economías aún no se recuperan de la crisis económica y financiera.
Siendo embajador en la República Checa, estaba en una reunión en que estábamos identificando  los nichos de mercado de interés para América Latina en la República Checa y viceversa.  Yo hice una exposición sobre las bondades del turismo dominicano, y cuando las propuestas de negocios de los Checos a nosotros, se habló de autos, armas, maquinarias pesadas,  etc.
Sobre las potencialidades nosotros hablamos de los autos y maquinarias, un señor de color cerúleo y con rostro inexpresivo, parecía recién salido del museo de cera, me preguntó- ¿qué hay de necesidades de armamentos?- no tengo instrucciones sobre ese particular,  desde hace mucho tiempo disfrutamos de estabilidad democrática y más de un siglo de paz con nuestro vecino Haití.
Murmuró en voz alta- La paz es el peor negocio para nosotros- todos nos reímos consciente que esto no es una simple expresión,  sino un sentimiento perverso de los hacedores de la guerra.
Insistimos que se hace urgente una Cumbre no de Ministros de Relaciones Exteriores, porque la Bruselas prácticamente fracasó,  sino de Presidentes y Primeros Ministros, a fin de pasar a lo que se llama diplomacia directa y disminuir los niveles de tensión entre Rusia y Estados Unidos, a la vez que se espanta el fantasma de guerra fría.

El autor ex embajador en Alemania, República Checa, Polonia y Concurrente de la República Dominicana en la Federación Rusa