Doce legisladores renuentes a apoyar proyecto

Vista del Palacio del Congreso Nacional.




La docena de legisladores ha alegado que retiran firma del informe del proyecto porque legaliza matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Doce de 18 legisladoras de la comisión de género de la Cámara de Diputados retiraron ayer su firma del informe que rindió la Comisión de Género de la ley de Orgánica para la prevención, atención, sensación y erradicación de la violencia contra las mujeres, porque dicen viola la Constitución y legalizaría el matrimonio con parejas del mismo sexo.

En tanto, el presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, alertó que el proyecto en cuestión no puede ser aprobado porque viola la Constitución, porque de ser aprobada daría al traste que en el país parejas del mismo sexo contraigan matrimonios.
Las congresistas que pidieron se retirara sus firmas, en carta al presidente de la Cámara, argumentan que la iniciativa es un inconstitucional y además porque fueron sorprendidas en su buena fe.
Las que retira sus firmas de la pieza congresional son Evelin Andújar Matos (PLD-San Cristóbal), Graciela Fermín (PRD-Puerto Plata), María Martínez (PRD Santiago); Severina Gil Carreras (PRD-Dajabón) y Eufracia Santiago Merán (PRD-San Juan)
Además, las diputadas Josefina Tamárez (PLD-San Cristóbal); Johanny Guzmán (PLD-Valverde); María Fernández (PRSC-Monseñor Nouel); Lucía Medina (PLD-San Juan); Adalgisa Pujols (PLD-Santo Domingo); Esther Minyetty (PRD-San José de Ocoa) y Orfelina Liselot Arias (PLD-Peravia).
El presidente de los Diputados, llamó la atención de la definición ambivalente de que es una mujer y lo que la propuesta establece como “persona de sexo femenino en cualquier etapa de su vida y persona cuya identidad de género sea reconocida por ella misma y su entorno social como femenina”.
Cuestionó la definición de “identidad de género” en el proyecto ya que alude al género con el que una persona se identifica, es decir, si se percibe a sí misma como un hombre o una mujer”.
Anotó que “es la vivencia individual e interna del género tal como cada persona la siente, la que podría o no corresponder con el sexo asignado en el momento del nacimiento”.
Martínez argumentó que esas definiciones de ser aprobadas, daría luz verde para que en el país se celebren matrimonios entre parejas de un mismo sexo, lo que violaría el artículo 55 de la Constitución.
Citó que el artículo 55 establece que “la familia es el fundamento de la sociedad y el espacio básico para el desarrollo integral de las personas. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla”.
“A los legisladores nos llama cumplir con la Constitución y las leyes, no podemos bajo ningún concepto dejar, que dentro de una propuesta que busca proteger a las mujeres, se quieran agregar disposiciones que violan nuestra carta Magna y las disposiciones contenidas en el Código Civil”, sostuvo.
“Nosotros somos respetuosos de la diversidad y de la vida privada de cada persona, pero que eso no significa que desde la Cámara de Diputados se propicie la violación a la Constitución, dejando una nebulosa legal que daría paso a que de manera ilegítima contraigan matrimonio personas del mismo sexo”, recalcó.
La presidenta de la Comisión de Género, Magda Rodríguez, pidió a los diputados, estudiar mejor el proyecto y eliminar las partes que se contraponen con la Carta Magda, pero no rechazarlo entero, por estimar esta contiene elementos importantes para la protección de la mujer.
Aclaró que el proyecto no es de la autoría de la Comisión de Género, sino que lo asumieron porque perimió, siendo su autor el senador Félix Bautista, y el Senado lo aprobó el 14 de octubre del año 2012.
Apuntó que al llegar a la Cámara de Diputados, el proyecto se sometió a amplio debates y vistas públicas donde participaron organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales, la Procuraduría General de la República, el Ministerio de la Mujer; Profamilia, el Instituto de Género de la universidad INTEC, y otras.
Carlos Guzmán, presidente de la Comisión de Ministerio Público, denunció que muchos diputados le expresaron que firmaron el proyecto de apoyo a la pieza sin conocer su contenido.
Esther Minyetty, pidió se retirara su firma de apoyo al proyecto porque el matrimonio entre personas del mismo sexo viola la Carta Magna, y Radhamés Ramos, rechazó la pieza porque “el matrimonio entre personas del mismo sexos es una aberración que viola las leyes de Dios”.