Estudio establece desciende confianza industrial

Los industriales desconfiados.




Clima de Confianza Empresarial muestra electricidad como mayor obstáculo a la competitividad

Luego de tres trimestres creciendo significativamente, el Índice de Confianza Industrial descendió en el primer trimestre del 2014 al pasar de 57.6 a 55.8 reflejando una disminución de la confianza del sector con relación a la posición mostrada en el trimestre anterior, mientras que el Índice de Clima Empresarial siguió su incremento al pasar de 53.4 a 55.5.

En el caso del ÍCI, este comportamiento se debe a una reducción de la confianza mostrada por el sector en incrementar la producción a corto plazo. Dos factores que pueden explicar esta reducción son el hecho de que no se concluya la aprobación de una extensión de la Ley 392-07 (Pro-Industria) en cuanto a las posibilidades de reinversión de utilidades y, por otra parte, el hecho de que en algunos segmentos se haya fortalecido el contrabando, a pesar de la creación de una mesa para confrontar este mal.

Ligia Bonetti, presidenta de la AIRD.

Ligia Bonetti, presidenta de la AIRD.

En cuanto al ICE, se trata de un tema más general y refleja la confianza general sobre el rumbo de la economía y, por lo tanto, es un indicador de las posibilidades que tiene este sector empresarial de aumentar sus inversiones en el corto plazo. Esto se debe principalmente a las percepciones optimistas que mostraron los empresarios: clima para invertir (14.41), su empresa (24.58) y la rama a la que pertenecen (11.02), economía local (4.24) y economía internacional (0.85). Por primera vez en la historia de la Encuesta el saldo de opinión sobre la economía internacional fue positivo.

Producción y ventas

A finales del 2013 las expectativas que tenía el sector industrial de incrementar su producción era de 24.5. Sin embargo, al pasar balance a las respuestas a la pregunta de si la producción efectivamente aumentó se encuentra que el saldo de opinión es positivo pero sólo en 4.2. Un 15.3% de las empresas indicó que su producción fue mucho mayor, un 49.2% mayor, un 16.9% indicó que su producción permaneció igual; el 16.9% de las empresas indicaron que su producción fue menor y solo un 1.7% afirmó que fue mucho menor.

A pesar de este comportamiento, el sector encuestado vuelve a manifestar expectativas positivas altas para el trimestre abril-junio con un 34.7. Habrá que esperar los resultados.

En cuanto a las ventas, las empresas encuestadas manifestaron un saldo de opinión positivo con relación a igual trimestre del año anterior en 30.5 puntos, ya que el 13.6% de las empresas indicó que sus ventas fueron mucho mayores, un 52.5% mayor, el 16.9% indicó que igual; el 15.3% afirmó que sus ventas fueron menores y solo un 1.7% mucho menores. De igual forma, cuando se compara las ventas respecto al trimestre anterior, el resultado fue positivo con 8.5, quedando este saldo por debajo de las expectativas que se tenían para este trimestre (27.7).

El saldo de 30.5 en las ventas con respecto a igual trimestre del año anterior fue determinado por las menores ventas en las ramas de: Textiles y Confecciones, Caucho y Plástico, Cemento, Cal y Yeso, Productos Químicos, Maquinaria y Equipos, Productos de Belleza, Fabricación de Muebles y Colchones, Conservación, procesamiento y producción de carnes, Energía y Combustible. Cuando se analizan los resultados por tamaño de las empresas, se observa que las que aumentaron sus niveles de ventas fueron, en orden descendente, las grandes y pequeñas empresas.

Para el próximo trimestre las empresas muestran expectativas positiva de sus ventas al presentar un saldo de opinión de 33.9, ya que el 49.2% dijeron que sus ventas sería mayor, 28.8% igual y 13.6% mucho mayor, en tanto 8.5% menor.

El saldo de opinión de los empresarios respecto a los precios de ventas internos comparados con igual trimestre del año anterior fue de 22.2 puntos. Al compararse con el trimestre anterior, los precios de venta internos presentan un saldo de 9.3.

Los precios de ventas externas reflejaron una disminución al compararse con el trimestre inmediatamente anterior (-1.7).  Se espera una disminución para los precios de venta interno y las materias primas, y un aumento para los precios de venta externos.

El margen operacional, definido por la diferencia entre los ingresos y los costos directos de producción sin incluir los gastos administrativos de ventas y financieros-, indica un saldo de opinión de los empresarios para el 1er trimestre de 2014 de -8.5 puntos. En este sentido, el 27.1% de los encuestados manifestó que el margen de operación fue malo, mientras que solo un 18.6% lo calificó de bueno.

Inversiones

Cuando se le preguntó a la empresa si había realizado en el trimestre recién finalizado alguna inversión para aumentar la capacidad instalada de producción, el 68% respondió que había realizado alguna inversión productiva y que principalmente lo hizo en Maquinaria con un 39%,  Planta y/o Equipo con un 35% y Tecnología 23.7%. En consecuencia, la inversión efectiva del trimestre recién finalizado fue ligeramente superior de 4.2 puntos porcentuales a las expectativas que, sobre esta misma variable, dijeron tener en la encuesta anterior.

En este comportamiento las inversiones que más incidieron fueron las realizadas por las empresas grandes (49%), y las medianas empresas (35%). Para el próximo trimestre, el porcentaje de empresas que tienen previsto realizar inversiones productivas es de 74.6%.

Tasa de Interés

Cuando se les preguntó sobre la tasa de interés, el 46% de las empresas considera que permanecerá igual para el próximo trimestre; el 54% considera que va a incrementar.

Obstáculos al Crecimiento.

Para los empresarios miembros de la AIRD que fueron entrevistados, los factores que más limitan la habilidad para incrementar la producción se agrupan en las categorías siguientes: la situación económica interna, el incremento de los costos, la competencia interna y otros factores.

Según los encuestados la restricción más importante lo constituye en la actualidad el Costo y suministro de energía eléctrica (76.3), el bajo nivel de activdad económica (71.2), los precios de los combustibles (54.2), la carga tributaria (52.5), la competencia desleal y el contrabando de mercancías (50.8), el costo de la materia prima para la producción (47.5), las importaciones (47.5), los costos de la mano de obra (28.8) y los productos nacionales (25.4).

Cabe señalar que los obstáculos al crecimiento presentan variaciones distintas según el tamaño de la empresa. Los costos y suministro de energía afecta más a las empresas grandes (31.1%) y a las micro empresas (28.8%); igual pasa con el bajo nivel de actividad económica, afecta más a  las grandes empresas (30.95%) y las micro empresas (30.95%). En general, las grandes y micro empresas son las más afectadas con estos factores negativos que impiden incrementar la producción.

Percepciones acerca de la situación económica actual

El análisis anterior es sobre el desempeño a nivel de las empresas. La encuesta también recogió las percepciones de los empresarios acerca de la situación económica actual, tanto de su empresa, de la rama de actividad a la que pertenece, del país en general, y la economía internacional. La percepción es diferenciada a nivel de la empresa y sector, cuando se compara respecto al país y de la economía internacional.

De esta manera a nivel micro el empresario muestra una percepción buena, habiendo reportado un saldo positivo de 24.58 puntos para la empresa y 11.02  puntos para la rama. Cuando se le consultó sobre  la situación económica del  país  y  el contexto internacional la percepción fue positiva, con balances de opinión de 0.85 para la economía internacional y 4.24 para la economía local.

De esta manera, el clima para invertir actual es percibido por los empresarios como algo bastante favorable  (saldo de 14.41 puntos) e igual de favorable para el próximo trimestre (saldo de 17.8 puntos).

Sobre la encuesta

El objetivo de los indicadores de confianza es resumir en un solo indicador el desempeño, la expectativa y las percepciones del sector industrial en torno a su expectativa futura de producción y en cuanto al rumbo de la economía.

Este levantamiento de la encuesta de coyuntura industrial es realizado por el sector privado, a cargo de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD). Los resultados de esta encuesta representan un aporte a la discusión de temas económicos, poniendo especial énfasis en aquellos de interés para el sector manufacturero nacional.

Los principales objetivos de la encuesta son: 1) monitorear el nivel de actividad y las expectativas de las empresas del sector industrial dominicano en relación a variables como la producción, las ventas, el empleo, las inversiones, entre otras, 2) conocer la percepción que tienen los empresarios sobre la situación económica en general, y en forma particular, sobre su rama de actividad y sus empresas, y finalmente, 3) recoger información de primera mano sobre los obstáculos que impiden el crecimiento de sus negocios.

Los resultados de la encuesta permiten analizar la coyuntura del sector industrial a partir de tres indicadores claves: 1) los saldos netos de opinión de los empresarios sobre diferentes variables relacionadas con  la producción, las ventas, los precios, las inversiones y el empleo.
Estos indicadores se calculan en su forma simple y ponderada. 2) Un Índice de Confianza del sector industrial que, a través de un promedio de los saldos de opinión, nos indica que tan probable es que los empresarios aumenten su producción en el corto plazo, y 3) un Índice de Clima Empresarial que, al igual que en el caso del Índice de Confianza, resume en un indicador las percepciones que los empresarios tienen en cuanto al entorno en el cual desarrollan sus negocios, indicándonos en qué medida estos se sienten más o menos optimistas.



About the Author

Servicios de Noticias
Diario DigitalRD, fundado el 16 de enero del 2006, es propiedad de Editora Diario Digital SRL, una compañía formalmente constituida en Republica Dominicana. Escríbenos a [email protected]