Neymar orgulloso por marcar doblete en su debut mundialista




Sao Paulo, Brasil, 12 jun (PL) El delantero brasileño Neymar estuvo hoy a gran altura en su debut en mundiales y, con dos goles, medió de manera determinante en el triunfo 3-1 del Scratch sobre Croacia en la apertura de la XX Copa.

Siento una felicidad muy grande. El debut fue mejor de lo que imaginaba, declaró a la prensa el crack del FC Barcelona, minutos después de finiquitar la trabajada victoria.

Croacia tomó la delantera en el duelo en el minuto 10, pero los tantos de Neymar en el 29 y 70 (de penal) dieron la vuelta al marcador y encarrilaron el triunfo brasileño. Oscar marcó la diana de la sentencia definitiva en el 90.

Tenemos que jugar con naturalidad. No hay que usar mucho la cabeza. Si te preocupas es peor, nos tiene que salir nuestro fútbol, señaló el atacante de 22 años, luego de las críticas vertidas sobre Brasil a pesar de la victoria.

Las próximas presentaciones del Scratch serán el próximo martes contra México, y seis días después, el lunes 23, contra Camerún.

La opinión generalizada de los expertos ronda alrededor de la excelente actuación de Neymar en su debut en estas citas mundialistas, y en la catastrófica actuación del árbitro principal, el japonés Yuichi Nishimura, además de elogiar el esfuerzo de los croatas.

Si Neymar estaba lejos del balón entonces Brasil era poco más que nada sobre la cancha de la Arena Corinthians, aunque el centrocampista Oscar exhibió destellos de su calidad y el contención Luiz Gustavo tuvo un partido muy sólido en la recuperación.

El comienzo del duelo exhibió gran paridad entre ambos contendientes, pese al enorme cartel de favorito del Scratch, que se podía observar desde la Torre Eiffel en París hasta Sao Paulo.

Croacia tomó la delantera en el marcador en el minuto 10, gracias al defensa brasileño Marcelo, quien desvió el balón, descolocó al arquero Julio César, y marcó en propia puerta; el Arena Corinthians enmudeció, la bulliciosa torcida paulista se derritió y comenzaron a verse vestigios de la poca confianza que existe aquí con la selección del entrenador Luiz Felipe Scolari.

Pero todo fue un espejismo porque Brasil tiene a Neymar (seleccionado por la Federación Internacional de Fútbol como el mejor jugador del partido), un tipo diferente, determinante, atrevido y muy ambicioso.
El crack del FC Barcelona empató el choque en el minuto 29. Agarró el balón en el centro del campo con mucha libertad, miró al arquero rival y disparó desde casi 30 metros, el resultado: un gol de miedo, raso, que tras viajar la distancia chocó en el poste izquierdo y rebotó hacia las redes croatas.

Con el empate, los pentacampeones ganaron en tranquilidad y controlaron mejor las acciones, aunque Croacia siempre estuvo al acecho, el peligro se olía en el pasto.

Así llegaron a los vestuarios en el medio tiempo. Hasta entonces se jugó a un ritmo elevado, sin ser frenético, con mucho desgaste y precauciones defensivas, sobre todo en la franja media de la cancha, amén de las incursiones de los atacantes.

Para el comienzo de la segunda mitad cambió completamente el panorama: las precauciones defensivas aumentaron sobremanera, el ritmo cayó abruptamente y los jugadores brasileños comenzaron a utilizar sus habilidades histriónicas para confundir al árbitro Nishimura, hasta que éste picó.

En el minuto 70, el japonés vio y de inmediato pitó un penalti sobre el delantero auriverde Fred, una pena máxima que solo observó el juez asiático, porque hasta el más fanático de los brasileños hizo algún comentario, en voz baja, sobre el garrafal error de apreciación.

Resultado: Neymar convirtió el penalti en gol y Brasil tomó el control de las acciones, aunque el portero Stipe Pletikosa estuvo a punto de detenerle el disparo (en las repeticiones de la televisión se observó cómo la presidenta brasileña, Dilma Rouseff, celebró efusivamente el tanto, mientras el líder de la FIFA, Joseph Blatter, puso cara de pocos amigos).

A partir de ese momento, el Scratch se tornó mucho más peligroso, en gran medida por los atrevimientos de Croacia, que colocó más hombres en posiciones de ataque y descuidó la defensa.

Oscar, la perla del Chelsea, hundió a la escuadra europea en el minuto 90, tras realizar un excelente jugada individual y finiquitarla con un excelente gol de puntera.

Para los anales de la historia, esta significó la segunda victoria de Brasil sobre Croacia en copas mundiales, luego de la conseguida en Alemania-2006.

De esta manera, la canarinha puso la primera piedra para la conquista de su sexta corona en estas magnas lides del balompié, y de paso sumó tres puntos para escalar a la cúspide del grupo A, en el cual también compiten México y Camerún.

Aunque con algunas dudas acerca de su rendimiento, Brasil comenzó a despejar su camino hacia la final del Maracaná, el estadio maldito, donde hace 64 años, en 1950, perdió contra Uruguay en el partido que definía el título del orbe.

La cartelera de mañana incluye los duelos Camerún-México, Chile-Australia, y España-Holanda, la reedición de la gran final de la Copa de Suráfrica-2010.
mgt/yas



About the Author

Servicios de Noticias
Diario DigitalRD, fundado el 16 de enero del 2006, es propiedad de Editora Diario Digital SRL, una compañía formalmente constituida en Republica Dominicana. Escríbenos a [email protected]