Los excluidos y las visitas sorpresas

Manuel Díaz Aponte, periodista.




A casi dos años de gestión gubernamental, Danilo Medina conserva un alto nivel de popularidad entre la población, pero ¿cuál ha sido el factor preponderante en la percepción del ciudadano ante el modelo económico y político adoptado por las autoridades?

Probablemente uno de los de mayor peso es el contacto directo del mandatario con su pueblo; la ausencia de la aparatosidad y parafernalia del poder en las Visitas Sorpresas así como la paciencia que exhibe Medina al escuchar las diversas solicitudes de obras y necesidades reclamadas por los representativos de las comunidades.

Naturalmente, que las respuestas del Gobierno a las demandas expuestas inciden notoriamente

Desde que el presidente Medina asumió el poder en la República Dominicana, el 16 de agosto del 2012, comenzó a regir un nuevo estilo de gobernar en el Estado bajo el principio de corresponder con las necesidades de los más débiles, de los excluidos y desamparados de la fortuna.

Un compromiso primario ha marcado la presente administración, luchar por reducir los niveles de pobreza en el país.

Medina ha seguido muy de cerca el modelo de combate a la pobreza implementado por las autoridades de Brasil, permitiendo que más de 50 millones de brasileños que sobrevivían excluidos hoy puedan comer diariamente.

Previo a juramentarse, el gobernante dominicano se reunió en Brasilia con la mandataria Dilma Rousseff, con quien intercambió impresiones sobre el éxito de ese programa social.

Lucha contra la Pobreza

“No vine aquí movido por el ansia de poder sino por el compromiso inquebrantable de servir a mi pueblo”, dijo Danilo Medina al juramentarse como Presidente Constitucional para el periodo 2012-2016.

En ese histórico discurso, el gobernante formuló “un llamado a todos los sectores nacionales a un gran pacto social para que en los próximos cuatro años se logre sacar de la pobreza a un millón y medio de dominicanos”.

Tras escalar el solio presidencial, Medina inició un recorrido por todo el país en contacto directo con las asociaciones agropecuarias; ganaderas, juntas de vecinos y entidades representativas de las más diversas actividades sociales, económicas y políticas.

Esas Visitas Sorpresas, que hoy trascienden los linderos nacionales para ser incluidas en las carpetas de iniciativas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en principio fueron observadas con escepticismo y hasta niveles de burla por algunos sectores.

El norte principal de los encuentros que cada domingo preside el mandatario es mejorar la calidad de vida de la población, especialmente la más empobrecida.

En ese sentido, el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo y el representante del PNUD en el país, Lorenzo Jiménez de Luis, suscribieron un acuerdo para medir el impacto alcanzado por esas visitas sorpresas entre la ciudadanía.

Otros organismos internacionales como Naciones Unidas y la FAO igualmente se han identificado con ese estilo de gobernar de Medina y ponderan aplicarlo conjuntamente con las autoridades de otras latitudes del mundo.

El rostro humano y preocupación por los más necesitados están presentes en las ejecutorias de Medina, sobresaliendo iniciativas como la construcción del novedoso proyecto de Boca de Cachón; la revolución educativa impulsada con la edificación de 28 mil nuevas aulas  a nivel nacional,  el Plan Nacional de Alfabetización, la puesta en marcha del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 y la construcción de la nueva Barquita, en la ribera del Rio Ozama, en la capital dominicana.

Recientemente, el presidente Danilo Medina hablando ante la XLIII Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), en Punta Cana, aseguró que en la República Dominicana la pobreza se redujo de un 42.2 por ciento a un 36.2 por ciento, desde octubre del 2012 a abril del 2014, impactando positivamente a una población de 528,061 personas.

En relación a la indigencia, el jefe de Estado dijo que también experimentó una reducción significativa, pasando de un 11.1 por ciento en octubre del 2012, a 8.6 por ciento en abril del 2014, bajando en 2.5 por ciento y beneficiando de 224,000 dominicanos.

Grandes Inversiones

El recorrido dominical realizado por el mandatario ha representado una inversión de once mil millones de pesos, según reveló el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta.

“Hasta el momento, fruto de esas visitas el Presidente ha asumido 451 compromisos, que se concretan en 251 proyectos productivos y 200 proyectos comunitarios”, añadió.

Medina ha efectuado 70 visitas que lo han llevado a sostener reuniones cara a cara en todas las provincias del territorio nacional.

“Quiero reiterar que las visitas sorpresas tienen como objetivo principal impulsar los proyectos productivos en las comunidades y esto es, en sí, un gran cambio en la forma de hacer las cosas”, dijo Peralta.

Citó entre otras iniciativas,  la puesta en marcha de proyectos como la Factoría de Arroz de la Federación Agraria Limón del Yuna, que reinició operaciones tras seis años cerrada; la modernización de la producción del casabe en Monción o el impulso a las exportaciones como el apoyo a los productores de piña, jengibre, banano, cacao, tayota, entre otros rubros.

Cada uno de esos recorridos es previamente coordinado por equipos en que participan 27 instituciones que dan seguimiento a las metas gubernamentales.

El licenciado Medina ha demostrado que no es un “Presidente mediático”, más bien es un político práctico, que prefiere la comunicación directa con su pueblo en vez de buscar poses ante el lente y discursos televisivos. Todavía algunos periodistas en el país no han entendido ese estilo de gobernar que marca la diferencia con anteriores mandatarios.

A partir del año 2000, en América Latina se inicia un proceso en que varios mandatarios tuvieron sus propios espacios radiales o televisivos, destacándose entre ellos, el difunto presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías; el ex gobernante de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva y los actuales mandatarios de Ecuador y Bolivia, Rafael Correa y Evo Morales, respectivamente.

En el país, Hipólito Mejía produjo junto al periodista Ramón Colombo, un programa semanal en la emisora estatal, y constantemente daba declaraciones a los periodistas asignados a la fuente del Palacio Nacional.

En cambio, el ex presidente Leonel Fernández con frecuencia hablaba a la prensa y tenia apariciones regulares en el programa semanal “Agenda del Presidente”.

Sin embargo, el estilo de gobernar de Danilo Medina ha calado entre la población dominicana, con un nivel de popularidad oscilante entre 85 a 90 por ciento.



About the Author

Manuel Diaz Aponte
Periodista y profesor universitario. Es egresado de la Universidad Central del Este y de la Universidad Metodista de Sao Paulo, Brasil, donde hizo maestría en comunicación científica y tecnológica así como estudios en relaciones internacionales. Egresado del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, en La Habana, Cuba. Finalizó estudios en diplomacia y relaciones internacionales en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Fue reportero de El Nuevo Diario y de la televisora estatal hoy CERTV y desde el año 2000 labora en la Dirección General de Comunicación de la Presidencia de la República como periodista profesional habiendo ocupado diferentes funciones.