Gustavo Montalvo, amigo y funcionario ejemplar

Euri Cabral, periodista y comunicador.




Cuando el presidente Danilo Medina nombró a Gustavo Montalvo como Ministro de la Presidencia sabíamos que eso representaba una garantía de eficiencia, visión, honestidad e integridad en el manejo de los asuntos públicos.

Gustavo es un hombre de la absoluta confianza de Danilo, un amigo fiel y leal en todos lo momentos difíciles que vivió el proyecto politico del hoy presidente y un profesional muy bien preparado desde el punto de vista técnico y mucho más preparado aún desde el punto de vista moral y ético. Gustavo ha sido el soporte y eje central de equipo técnico de Danilo y el coordinador de la preparación del programa de gobierno que hoy le sirve de sustento y que con tanto acierto se ha estado aplicando.

Pero la relación política de Gustavo y Danilo no esta cimentada únicamente en el proyecto presidencial del actual mandatario. Para los que no conocen la historia del PLD es bueno recordarles que cuando a mediados de los años 80 el doctor Rafael Alburquerque salió de la Secretaría General del PLD y se provocó una difícil situacion en ese partido, el profesor Juan Bosch escogió a Danilo Medina y a Gustavo Montalvo para que reorganizaran el PLD. Incluso en ese momento Bosch le pidió a Gustavo que fuera Secretario General, pero éste declinó y entonces fue nombrado Lidio Cadet en ese cargo, mientras que tanto Danilo como Gustavo fueron nombrados sub-secretarios generales y recorrieron el país juntos para restaurar el orden y la disciplina en el PLD.

Gustavo Montalvo no es un improvisado ni un advenedizo. Y a pesar de que su humildad lo lleva ser muy huidizo de las entrevistas y de los medios de comunicación, todos estamos conscientes de que es uno de los que más ha aportado para que Danilo sea presidente y que sus ejecutorias posean el respaldo de más del 80% de la población. Desde el Ministerio de la Presidencia, Gustavo ha sido un soporte fundamental para que el presidente Medina haya podido implementar tantas políticas públicas, tantas decisiones y medidas que han transformado la nación dominicana y han rescatado la confianza en el PLD, en los partidos y en la política en sentido general.

Con la orientación y dirección permanente del presidente Medina, Gustavo jugó un papel estelar en la salida a la difícil situación creada por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional y en la aprobación de la Ley 169-14. Asimismo, Danilo ha colocado a Montalvo como el mejor representante para manejar las complicadas y difíciles relaciones con Haití. Y lo ha hecho de manera magistral hasta el punto que, tal y como el mismo afirmó, en los últimos 7 meses se ha avanzado más en la relación armoniosa con Haití que en los últimos cincuenta años de conflictos y odios.

Todo lo que hace Gustavo tiene la sabia orientación y la anuencia del presidente Medina. Quienes quieren tomar a Gustavo como conejillo de indias y centro de sus ataques por la correcta política del gobierno ante Haití, sepan que Danilo Medina no se deja ni manipular ni chantajear. Y que Gustavo Montalvo ha sido y será un amigo leal para Danilo y un funcionario ejemplar de su gobierno.

Euri Cabral
Es Economista y Comunicador
[email protected]



About the Author

Euri Cabral
Es un comunicador dominicano con una amplia trayectoria en diversos medios. Ha sido colaborador de los periódicos Listin Diario, El Caribe, Hoy, El Nacional, La Noticia y El Nuevo Diario. En la actualidad es comentarista del programa radial "EL Sol de la Mañana", el más importante programa de opinión del país que se transmite diariamente por la emisora Zol 106.5 FM. Es propietario de la empresa Producciones Ella y El y del canal de televisión Señales TV, un canal para sembrar valores. Ha publicado los libros "Duarte, un hombre de fe y de acción"(2013), "Merengue y Bachata: Orígenes, etapas y líderes" (2009), "Juan Luis Guerra y 4-40: Merengue y Bachata a ritmo de poesía y compromiso"(2008), "Amor de mariposas y otros relatos" (2002), "Fernando Villalona en su justa dimensión" y "Enseñanzas de Jiménes-Grullón"(1982). Desde el año 1987 está felizmente casado con Zinayda Rodríguez con quien ha procreado dos hijas: Amelia y Cheizi Cabral Rodríguez. Es un abuelo orgulloso de dos nietos: Ianna Amelie y Juan Fernando Cuello Cabral. En julio del 2004 asumió a Jesús como su Señor y Salvador y en estos diez años su vida ha sido transformada grandemente. En la actualidad forma parte del equipo de liderazgo de la Iglesia Cristiana Palabras de Vida (ICPV), que dirigen los pastores Raffy Paz y María Isabel Palacio.