Desafíos de América Latina en el Nuevo Orden Mundial

Willians De Jesús Salvador.




La realidad es que se está gestando un nuevo orden mundial, esto significa una magnífica oportunidad para América Latina, ya que le permite romper las amarras que le mantienen asidas a una relación desigual en el mundo contemporáneo.

América Latina tiene una población total 588,0 millones de la cual urbana es 79 %,  PIB (US$ a precios actuales) $5,655 billones 2013,   Y per se no constituye un conjunto homogéneo de países, muy a pesar de compartir algunas características culturales, sociológicas, medio ambientales y  religiosas, la realidad es que hay mucha asimetría en su desarrollo, estructura productiva, niveles de educación, infraestructura e inversión sanitaria. Aunque la democracia representativa es el sistema de gobierno de todos, hay diferencias abismales que van desde democracias ejemplares como la chilena, hasta regímenes que son dictaduras refrendadas en las urnas de votaciones, gracias al uso y abuso de los recursos del poder.

Hay quienes consideran que la unidad de  nuestros pueblos es una utopía  ni Bolívar logró fraguar la unidad necesaria para convertirnos en una fuerza homogénea.

En agosto del año 1984, cuando estudiaba en México becado por la OPS, tuve el honor de participar en un encuentro en el Museo de Antropología de Ciudad de México, con escritores, intelectuales y tratadistas sobre Latinoamérica . El tema que se debatía era «América Central y Sur América: presente y futuro». Era tiempo de lucha entre el Capitalismo y el Socialismo, recuerdo que  Patricio Lombardo Ximenez, dijo con gracia azteca, señores, América Latina está bajo la férula de los Estados Unidos y los organismos crediticios internacionales, así que el presente está definido y nuestro futuro hipotecado por tiempo indefinido, por lo que el presente no nos corresponde y el futuro será subastado en las bolsas de valores. ( cualquier coincidencia con los Fondos Buitres Argentino,  es pura coincidencia, por una deuda parecida EEUU invadió a República Dominicana del 1916 hasta 1924, administrando sus aduanas).

Hoy en pleno Siglo XXI se están produciendo enfrentamientos propios de los tiempos de La Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Europea contra la Federación Rusa a la que le han impuesto sanciones comerciales, razones por las cuales obligada  a buscar nuevos socios comerciales, inmediatamente a fijado su mirada en América Latina.  El ministro de Exteriores ruso ha destacado en el foro juvenil Seliguer que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) está marcando una tendencia para crear un mundo multipolar. «América Latina es una región pujante, que se está desarrollando, y que tiene muy buenas perspectivas, así que pronto será, y ya lo está siendo, uno de los pilares del nuevo orden mundial», sostuvo.

Está sobre el tapete las exigencias de una apertura global a la multipolaridad e inclusive hay quienes consideran que ya el mundo no cabe en el Pentágono, el Congreso Norteamericano y la Casa Blanca. Mantener la hegemonía propia de una súper potencia, con un desempeño imperial en un universo de más de 7,000 millones de habitantes, para Estados Unidos supone un costo muy alto e insoportable para la sociedad norteamericana, los esfuerzos deben ir en la dirección de replantearse un reencuentro diplomático con los diferentes bloques comerciales respetando sus potencialidades intrínsecas.
Porque tal y como se están desarrollando los acontecimientos en el escenario mundial, parecería que las últimas guerras libradas por los Estados Unidos quedan inconclusas sin lograrse los objetivos estratégicos planteados, verbigracia Irak, Afganistán, Libia y sin embargo hemos contemplado impávido  la masacre, el genocidio de Israel en la Franja de Gaza, sin que EEUU asumiera su papel de neutralidad y guardián del equilibrio y la paz del mundo, porque los genocidas que han cometido los crímenes lesa humanidad  son sus aliados.

Esto hace que el liderazgo de los EEUU en el campo internacional disminuya, con la gran dificultad que la ONU es un órgano internacional disfuncional, justo ahora que se requiere  la unidad del mundo para enfrentar las amenazas de ISIS, calificado como un cáncer por el Presidente Obama.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) debe abocarse a la evaluación de las capacidades productivas, perfeccionar la democracia. Transparentar la administración de los recursos públicos, castigar drásticamente la corrupción de estado y en adicción a la privación de la libertad, debe instituirse la muerte civil a todos los acusados de corrupción, invertir en la formación de técnicos calificados, educación y salud, una política turística de calidad. Así mismo se impone en muchos países de la Región hacer esfuerzos para disminuir los índices de criminalidad, delincuencia y el crimen organizado.

Pueblos de América Latina, ha llegado la hora de marchar unidos como bloque mundial, integrando a la ecuación comercial no sólo a Estados Unidos, nuestro principal socio, sino a Asia, Europa y África, encendamos la locomotora del progreso e integremosno al nuevo orden mundial.

Finalmente, los dejo con esta reflexión de J.M. Coetzee: «Los nuevos hombres del imperio son quienes creen en los comienzos frescos, los capítulos nuevos, las nuevas páginas; yo continúo luchando con el viejo cuento, con la esperanza de que antes de que termine me revele por qué pensé que valía la pena).

Sobre el autor: Médico, diplomático y analista internacional..