FOGARATE: Más de un gato en el macuto




Si lo sé yo tienen que saberlo Reinaldo Pared, que era jefe del Senado; Pedro Peña Antonio, que era jefe de las Fuerzas Armadas; Carlos Altuna Tezanos, que era jefe de la Fuerza Aérea; Vincho Castillo, que era asesor en asuntos de drogas…Ah, se me olvidaba Leonel Fernández, que era jefe de todos esos jefes (y quien gozó en Brasil más que todos). Tienen que saber, como yo, que no es verdad que el coronelito Carlos Piccini Núñez negoció él solito y para su bolsillo los 3.4 millones de dólares que flojó Embraer para asegurar la venta de los Tucanos, sobrevaluados por acuerdo de las partes.



About the Author

Ramón Colombo
Soy periodista con licenciatura, maestría y doctorado en unos 17 periódicos de México y Santo Domingo, buen sonero e hijo adoptivo de Toña la Negra. He sido delivery de panadería y farmacia, panadero, vendedor de friquitaquis en el Quisqueya, peón de Obras Públicas, torturador especializado en recitar a Buesa, fabricante clandestino de crema envejeciente y vendedor de libros que nadie compró. Amo a las mujeres de Goya y Cezanne. Cuento granitos de arena sin acelerarme con los espejismos y guardo las vías de un ferrocarril imaginario que siempre está por partir. Soy un soñador incurable.