Corrupción de Estado en República Dominicana

Willians De Jesús Salvador.




La corrupción es considerada como un fenómeno político, social, económico y moral  a nivel global . Está desviación administrativa afecta a las sociedades de todo el planeta, la diferencia estriba en las respuestas jurídicas de cada nación para defender su Estado y cuidar del sistema político, a fin de que su credibilidad no se vea afectada, y provoque la rebeldía del pueblo.

La corrupción de Estado, se puede convertir en una actividad que traspasa los linderos del robo y la impunidad, en ocasiones constituye una actividad criminal de Estado, provocando luchas políticas de grupos rivales, y dejando una secuela de crímenes y asesinatos, destruyendo todo el aparato de justicia y rompiendo las bridas de los mecanismos de controles  internos para frenar este flagelo en los Estados,donde se aposenta este flagelo.

La corrupción de Estado, cuida las formas para no ser detectada y evitar suspicacias, los fondos desviados provienen de una acción administrativa  legítima o son productos de sobornos por favores de Estado, como son concepciones mineras, carreteras, peajes, pactos eléctricos, privatizaciones de las empresas del estado, privatización de la recogida de basuras y otras actividades que benefician a terceros.

La corrupción de Estado, prosterna a sus pies fiscales, jueces, líderes políticos, líderes de opinión, medios de comunicaciones de masa y hasta la iglesia en ocasiones,,m,md,j,j.   aquellos que asumen posturas dignas en consonancias con los referentes éticos, corren riesgos insospechados de parte de los depredadores del erario nacional. La corrupción es una amenaza permanente contra la estabilidad democrática y el desarrollo integral de los pueblos.

Sociólogos y tratadistas en la materia como Van Klaveren, vinculan la «Corrupción de Estado» con los niveles de atrasos en las sociedades afectadas por esta in conducta administrativa, hay atraso político, institucional y déficit democrático. Este autor define la corrupción como la utilización de cargos públicos como  plataforma para obtener ingresos ilegales.

Podemos afirmar de manera categórica que la corrupción existe desde antes que naciera el Estado, también se puede aseverar que en países desarrollados con Estados modernos, blindados por leyes anti-corrupción, se castiga severamente la corrupción, por ejemplo, Estados Unidos de Norteamérica, Alemania, Inglaterra, España donde se han registrado varios casos que involucran personas cercanas al Partido Popular, el aparato judicial ha actuado con presteza y  el partido ha expulsando los políticos involucrados, otras naciones, donde la justicia contempla penas, desde la privación de la libertad por años, cadena perpetua y hasta la pena de muerte como en la República Popular de China

En la República Dominicana hay una larga cronología de hechos tipificados como «Corrupción de Estado» desde tiempos que se remontan desde los gobiernos del presidente Baez hasta el último gobierno de la «Era del PLD», para fines de ilustración haremos mención sucinta de los diferentes gobiernos,  también debemos subrayar que en ocasiones el que detenta el poder utiliza esta arma innoble para demeritar a sus adversarios o sacar del juego político ha aquellos que por su potencial o posicionamiento político a lo interno de su partido o el pueblo, son temidos en la lucha por el poder judicial.

Cuando este último caso sucede, se considera abuso de poder y es también un vicio o lacra del Estado Corrompido desde las entrañas del aparato judicial. Tenemos muchos casos de hombres serios que sus adversarios llevaron hasta las barra del estrado,  sin poder incriminarlos, no cito nombres de hombres impolutos y sin máculas que han sido sometido a la justicia, pero » para  muestra basta un botón «, el caso de los invernaderos en República Dominicana. Hoy los invernaderos son bases fundamentales de la producción y exportación agraria dominicana.

Síntesis Cronológica: Cuando el General Santana asume el gobierno en el año 1853, por segunda oportunidad, realiza un experticio de la administración del expresidente Buenaventura Báez. Terminado el proceso remite un documento al congreso, perdón parecía un pasquín en el que trituraba  las ejecutorias del presidente  Báez, finalmente luego Santana acusa formalmente al presidente Baez de malversación de los fondos públicos.
El Presidente Buenaventura Báez, sus actos de corrupción eran con la emisión de dinero inorgánico.

Al presidente Ulices Heureaux se le presentó una  las crisis económicas en su Gobierno(1892)  no había dinero para pagar la nómina de  los empleados públicos.
Pero las finanzas personales de Lilis, se desarrollaban viento en  popa, era inversionista en varios negocios e industria, era propietario de una fábrica de jabón, accionista de la fábrica de fideos de Pou Rodríguez, accionista de la Sociedad Mercantil de Hamburg, de la Samaná Bay Co., de la Sociedad Mercantil de Sánchez, de la West Indian Public Works, esta última  reconstruyó varios muelles, del Banco Nacional de Santo Domingo y de otras empresas.

El presidente Ulises Heureaux, era el prototipo de estadista que hacia del estado su principal fuente de negocios y beneficios. Según consta en documentación de archivos históricos, el era propietario de 38 viviendas, 26 estaban en Santo Domingo y 3 en Curazao, y de varias haciendas dedicadas a la cría de ganado vacuno y caballar, y de una extensa finca de café.

La Era de Trujillo, no admite un análisis breve, por lo que vamos de manera sencilla y sin adentrarnos en el análisis administrativo de las tres décadas del régimen más corrupto y criminal de América, que fue el de Trujillo, superando todos los referentes históricos de los tiranos más corruptos de América, su estilo consistía en comprar todos los bienes inmuebles a precios irrisorios ( había que.venderle las fincas obligatoriamente y el fijaba los precios) constituyó compañías de cuantas actividades comerciales existiesen, y era el único proveedor del estado, a tal grado que a la hora de su asesinato las empresas del estado conocidas posteriormente como CORDE, eran de su propiedad, es decir Trujillo era el dueño de un patrimonio  tan enorme que todos los cálculos se quedan cortos.

Parece un chiste, me lo contó un ex militar español, cuando yo residía en Madrid: «El General Francisco Franco le preguntó a Trujillo en su viaje a España ¿Cual es su patrimonio General Trujillo?  El general Trujillo, respondió lacónicamente, tengo media isla para mi, y la otra mitad de la isla, para mis necesidades fisiológicas.»

La Era de Balaguer, muy interesante en materia de corrupción, doce años de corruptelas sin limites, a tal grado, que estando el presidente acorralado por la opinión pública, la sociedad civil y la oposición política, entonces admitió la corrupción imperante en su gobierno, proclamando: » La corrupción se para en la puerta de mi despacho.» Esto lo recitaban los oradores políticos en cada mitin como si fuese parte de los Evangelios Apócrifos, que los cristianos conocen pero no están obligados a leer.

Balaguer llamaba «indelicadezas administrativas», cada vez que se descubría un robo en su gobierno. A las nuevas generaciones les parecerán anecdóticas estas expresiones.

La oposición siempre predicaba como pecado capital que en el gobierno de Balaguer se hicieron trescientos millonarios.

Los gobiernos del PRD, también dejaron sus rastros de corruptelas e indelicadezas, muy a pesar de que el país esperaba políticas  de transparencia administrativas, siempre hay funcionarios que traicionan la confianza depositada, recuerdo que el PLD públicó en el periódico  Vanguardia del Pueblo No. 316, «El Album de la Corrupción», y que paradójica es la historia de los hombres y los partidos, hoy el país está gobernado por el PLD, que ha tomado uno de los suyos, como chivo expiatorio, para que como Cristo pague todos los pecados, pero habrá que esperar que termine la Era Morada del PLD, que tiene un control absoluto de los tres poderes del estado y todas las instituciones, entonces, no será un álbum, tal vez será necesaria escribir una enciclopedia, pero siempre les acompañara la suerte de haber nacido en la República Dominicana y no en la República Popular de China.