FOGARATE: A prender las luces




Ayer fui al mecánico para que chequeara las luces de mi vehículo. Le pedí que revisara muy bien el sistema completo: alambres, fusibles, palanca de mandos, bombillas de luces altas, medias y bajas y hasta direccionales y faroles intermitentes. No tuve que explicarle el motivo, pues él, ciudadano consciente de la urgente necesidad de que este país no se hunda, como buscan que suceda tantos corruptos impunes (en caso de que no los paremos), me dijo que ya había revisado las luces de su vehiculo porque este martes saldría temprano, igual que yo, éste, aquél y el otro, con las luces prendidas.



About the Author

Ramón Colombo
Soy periodista con licenciatura, maestría y doctorado en unos 17 periódicos de México y Santo Domingo, buen sonero e hijo adoptivo de Toña la Negra. He sido delivery de panadería y farmacia, panadero, vendedor de friquitaquis en el Quisqueya, peón de Obras Públicas, torturador especializado en recitar a Buesa, fabricante clandestino de crema envejeciente y vendedor de libros que nadie compró. Amo a las mujeres de Goya y Cezanne. Cuento granitos de arena sin acelerarme con los espejismos y guardo las vías de un ferrocarril imaginario que siempre está por partir. Soy un soñador incurable.