Ante la tumba de Carlos Marx

Euri Cabral, periodista y comunicador.




La pasada semana estuve en Londres y visite la tumba de Carlos Marx, uno de los más grandes pensadores de la historia de la humanidad. Marx, junto con Federico Engels, es el creador de la base teórica del socialismo y el comunismo como sistema social que de acuerdo su criterio deben ser los nuevos modos de producción de la humanidad que sustituyan el capitalismo. Marx hizo grandes aportes a la teoría económica y poítica con obras que tuvieron un gran impacto e influencia mundial como son El Capital, Teorías de la Plusvalía, El Manifiesto Comunista, Manuscritos económicos y filosóficos, Feuerbach y el fin de la Filosofía Clásica Alemana y La Misería de la Filosofía, entre muchas otras.

La tumba de Carlos Marx está ubicada en el cementerio de Highgate, un barrio de Londres, la capital inglesa. Dicho cementerio ha sido declarado como un monumento nacional por parte de las autordades. En 1954 por gestiones del Partido Comunista de Gran Bretaña, en la tumba de Marx se construyó un hermoso mausoleo y se le colocó un gran busto que fue realizado por Laurence Bradshaw. Dos frases célebres de Marx adornan dicho el mausoleo: «Proletarios del mundo: Uníos», contenida el en Manifiesto Comunista, y «Los filósofos sólo han interpretado el mundo de distintos modos, pero de lo que se trata es de transformarlo», su tesis 11 sobre el filosófo alemán Feuerbach.

La ideas de Marx no solo se quedaron en el plano teórico sino que muchos países y líderes del mundo han llevado a la práctica sus ideas. Lenin orientado por el marxismo logró construir el estado socialista en Rusia, Mao Tse Tung en China, Fidel Castro en Cuba, Ho Chi Min en Vietnam y muchos países más caminaron por esa ruta. Por eso la tumba de Marx se ha convertido en un sitio de peregrinación para todos los seguidores de sus ideas y para muchos que, aunque hoy día no sigamos en su totalidad a Marx, fuimos impatctados en un momento de nuestras vidas por sus ideas y propuestas.

De manera particular una gran parte de mi vida fui seguidor de todo lo que plantea Marx. Por más de 30 años fui militante revolucionario y partidario de cambiar la sociedad con métodos violentos para derrocar el capitalismo y eliminar las injusticias sociales y la pobreza mundial. Por eso fui a la tumba de Carlos Marx: Para darle gracias por haberme enseñado a luchar por los pobres, por los marginados y excluídos.

Hoy día ya no es Marx quien orienta mis acciones. Quien me dirije y orienta mi accionar diario y mi vida completa es Jesús. El me ha completado y me ha convertido en un ser humano íntegro que entiende que la tranformación global de la sociedad empieza con mi cambio particular primero y con la siembra de amor en nuestro prójimo. Hoy ya no quiero ser como Marx sino como Jesús. Le agradezco a Marx haber colocado los primeros blocks para contruir el edificio social de mi vida. Pero Jesús ha sido el gran arquitecto e ingeniero que diseño y terminó el edificio de amor, perdon y entrega que es y seguirá siendo mi vida.

Euri Cabral
Es Economista y Comunicador
[email protected]



About the Author

Euri Cabral
Es un comunicador dominicano con una amplia trayectoria en diversos medios. Ha sido colaborador de los periódicos Listin Diario, El Caribe, Hoy, El Nacional, La Noticia y El Nuevo Diario. En la actualidad es comentarista del programa radial "EL Sol de la Mañana", el más importante programa de opinión del país que se transmite diariamente por la emisora Zol 106.5 FM. Es propietario de la empresa Producciones Ella y El y del canal de televisión Señales TV, un canal para sembrar valores. Ha publicado los libros "Duarte, un hombre de fe y de acción"(2013), "Merengue y Bachata: Orígenes, etapas y líderes" (2009), "Juan Luis Guerra y 4-40: Merengue y Bachata a ritmo de poesía y compromiso"(2008), "Amor de mariposas y otros relatos" (2002), "Fernando Villalona en su justa dimensión" y "Enseñanzas de Jiménes-Grullón"(1982). Desde el año 1987 está felizmente casado con Zinayda Rodríguez con quien ha procreado dos hijas: Amelia y Cheizi Cabral Rodríguez. Es un abuelo orgulloso de dos nietos: Ianna Amelie y Juan Fernando Cuello Cabral. En julio del 2004 asumió a Jesús como su Señor y Salvador y en estos diez años su vida ha sido transformada grandemente. En la actualidad forma parte del equipo de liderazgo de la Iglesia Cristiana Palabras de Vida (ICPV), que dirigen los pastores Raffy Paz y María Isabel Palacio.