Andragogía vs. Longevidad

El avance de la ciencia ha permitido derrumbar muchos muros ideológicos y políticos en el campo del conocimiento, y una de las mayores contribuciones ha sido el surgimiento de la Androgogía, magnifico espacio educacional que permite el crecimiento humano, intelectual y social del ser humano.

Desde la antigua época de la expansión del método autodidacta hasta este siglo 21 en que vivimos, la humanidad ha conocido diversos estudios y aportes que han permitido un sistemático proceso de aplicación de nuevas herramientas y habilidades.

Afortunadamente, ya no existen excusas para dejar de aprender, y para crecer e incursionar en las aceleradas innovaciones de un mundo cada vez más complejo y competitivo.

Por consiguiente, cuando se quiere, se puede aunque estemos situados en la privilegiada etapa de la tercera edad, donde algunos mortales ya hemos alcanzados importantes logros, entre ellos, la formación de una familia; obtención de un título universitario, estabilidad laboral, adquisición de una vivienda o la compra de un medio de transporte.

Lógicamente en muchos países incluyendo República Dominicana la estabilidad en un puesto de trabajo ya sea en el sector público o privado es una labor titánica y una ruta accidentada por la que debemos transitar los profesionales de las diversas áreas del conocimiento.

Hace tiempo que un simple título universitario dejó de ser la máxima aspiración y necesidad de actualización de un profesional debido entre otros factores a la velocidad en que se producen los cambios estructurales de los sistemas de aprendizajes en el mundo.

Si bien es cierto que el nivel de desarrollo de una nación es un factor que incide para que el ciudadano pueda obtener mejores y mayores posibilidades de crecimiento económico, social y académico, también no es menos cierto que el interés individual es preponderante en la tenaz lucha por alcanzar la meta.

Viejo ¿yo…?

Para estudiar no hay edad, apenas se requiere de disciplina, interés, motivación, y por supuesto, visión de vida.

La metodología es una ciencia que nos permite delinear y organizar nuestras ideas en torno a un objetivo específico en un determinado espacio social, ya sea a través de la lectura o el intercambio y sociabilidad que se adquiere en las escuelas y centros académicos superiores.

Cuando analizamos los aportes que nos brinda la Androgogía podemos concluir en que son diversos y profundamente actualizados.
Como mecanismo teórico metodológico representa una de las herramientas más trascendentales de la enseñanza moderna, tanto por su carácter inclusivo, democrático y participativo.

La visión del método de enseñanza del modelo andragógico ha permitido una revolución de los viejos esquemas de enseñanza tradicionales.

Dos protagonistas esenciales interactúan frente a frente para tratar de buscar respuestas a innumerables inquietudes a través del conocimiento.

A saber, el facilitador y los participantes conforman una unidad homogénea que combina actitudes, responsabilidades, aspiraciones, sueños e inquietudes diversas para ser analizadas y estudiadas.

La andragogia como disciplina se ocupa de la educación y aprendizaje del adulto a través de la variable que conduce el hilo conductor que integra el facilitador-participante dentro de un ambiente de apertura e interacción.

El padre de esta ciencia es Malcolm Knowles (1913-1997), y quien observó que el adulto no tan solo logra una integración más activa por medio a las orientaciones del instructor del grupo en el aula de enseñanza sino que igualmente obtiene mayores niveles de reflexión.

En la República Dominicana, la Universidad de la Tercera Edad (UTE), ha tomado la delantera en la aplicación de programas académicos que permite a personas en edades avanzadas adquirir nuevos conocimientos por medio al estudio e investigación.

Actualmente, estamos cursando una maestría en Diplomacia y Derecho Internacional en la UTE, recinto principal de Santo Domingo, lo que nos permite comprobar una vez más que un aliado importante para la longevidad humana es ejercitar el cerebro por medio a los estudios.

La participación es una de las bases más democrática e inclusiva del sistema de aprendizaje a través de la Andragogía.
En efecto, aquí, nadie se queda sin exponer, hablar o ser escuchado bajo un ambiente de respeto mutuo. En los temas de debates damos y recibimos algún nivel de conocimiento cuando nos involucramos en un proyecto e iniciativa común.

¿Nos beneficia estudiar en grupos?

El intercambio de experiencia entre el universo del estudiantado adulto se traduce en una hermosa oportunidad para fortalecer nuevos espacios de sociabilidad.

En ese sentido, el facilitador observará con especial atención las intervenciones individuales de cada participante para determinar finalmente el tipo de calificación que merece tanto por la forma de hablar correctamente, profundidad, manejo y seguridad de su exposición verbal así como ante el contenido y calidad gramatical de lo que escribe.

¡Viva la lectura y adquisición de nuevos conocimientos!

Manuel Diaz Aponte

Manuel Diaz Aponte

Periodista y profesor universitario. Es egresado de la Universidad Central del Este y de la Universidad Metodista de Sao Paulo, Brasil, donde hizo maestría en comunicación científica y tecnológica así como estudios en relaciones internacionales. Egresado del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, en La Habana, Cuba. Finalizó estudios en diplomacia y relaciones internacionales en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Fue reportero de El Nuevo Diario y de la televisora estatal hoy CERTV y desde el año 2000 labora en la Dirección General de Comunicación de la Presidencia de la República como periodista profesional habiendo ocupado diferentes funciones.
Manuel Diaz Aponte

Latest posts by Manuel Diaz Aponte (see all)

Manuel Diaz Aponte

Periodista y profesor universitario. Es egresado de la Universidad Central del Este y de la Universidad Metodista de Sao Paulo, Brasil, donde hizo maestría en comunicación científica y tecnológica así como estudios en relaciones internacionales. Egresado del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, en La Habana, Cuba. Finalizó estudios en diplomacia y relaciones internacionales en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Fue reportero de El Nuevo Diario y de la televisora estatal hoy CERTV y desde el año 2000 labora en la Dirección General de Comunicación de la Presidencia de la República como periodista profesional habiendo ocupado diferentes funciones.

Top