Rancho Baiguate, una estadía placentera en Jarabacoa

Lago en Rancho Baiguate.




“Lo que queremos es que la persona tenga una experiencia y un tipo de contacto con la naturaleza” dijo el gerente Omar Rodríguez Ross.

Jarabacoa.-Pernoctar en el Rancho Baiguate es vivir una experiencia saludable. Es un espacio ecológico, en el que la flora y la fauna te dan una original acogida para propiciarte una placentera estadía.

Un entorno natural, sin artificios, con una variedad de opciones para el visitante. Este lugar de 72 mil metros cuadrados está ubicado en Jarabacoa, bordeado por los ríos Baiguate y Jimenoa.

Dentro del rancho se ha habilitado un sendero de 1.5 kilómetros que al ser recorrido el visitante puede interactuar con una variedad de plantas, animales y aves, constituyéndose “en un modelo sostenible para nuestra sociedad”.

Omar Rodríguez Ross, gerente del Rancho Baiguate, Jarabacoa.

Las explicaciones son ofrecidas por el gerente del lugar, Omar Rodríguez Ross, 31 años de edad, quien expone todo el potencial que tiene este lugar ecoturístico con 26 habitaciones y seis bloques de camarotes, para una sana estadía del visitante.

Este lugar viene dando servicio desde el 1990; dando servicios a turistas, en especial extranjeros canadienses y europeos. Ya para el 1099 se había convertido en un hotel y ofrecían turismo de montañas y de aventura, en sociedad con la empresa Turinter.

Rodríguez Ross define el Racho Baiguate como un lugar que proporciona un modelo sostenible real, donde el cliente puede ver qué es en realidad la sostenibilidad, viviendo una experiencia con la naturaleza, sea en el hospedaje o en una aventura.

Entre esta última oferta se ofrecer actividades de rafting, canyoning, excursiones a caballo o jeep, visita al salto de Jimenoa, trekking, recorrido por el sendero ecológico y al pabellón Garden, participación en maroma parcours, expediciones al Pico Duarte, correr en Mountain Bike y acomodaciones.

Rancho Baiguate, más fauna y flora.

Rancho Baiguate, acogedor lugar ecoturistico.

Entre la filosofía que inspiran este sitio, de acuerdo a Rodríguez Ross, es la creencia en el reciclaje y la preservación del medio ambiente, principios en torno a los cuales concientizan a los más de 90 empleados.

“Lo que queremos es que la persona tenga una experiencia y un tipo de contacto con la naturaleza” dijo el joven empresario.
Para cumplir con la condición de ser un lugar estrictamente a apegados a un destino ecoturístico, se han puesto como norma mantener un balance de un 30% de infraestructuras y un 70% de áreas verdes.

Rodríguez Ross explica que al ampliar las instalaciones, para mantener esa norma de 30-70, decidieron adquirir más terrenos que estaban en venta en los alrededores.

“Cuando construimos el hotel preferimos comprar tierra nueva allá arriba (señala hacia la loma) para romper el balance” dijo.
En esas nuevas tierras adquiridas está en desarrollo un rancho paralelo para alquiler a grupos de retiro de Iglesias, escuelas y universidades, para proporcionarles la tranquilidad que no podría ofrecerle el hotel.

“Aquí lo que uno busca es que el turista conviva con la naturaleza” expresó Rodríguez Ross, quien destacó que en la actualidad aquí se produce el 30 por ciento de los alimentos que consumen los visitantes.

El canyoninng es una de las opciones que tienen los visitantes durante su estadía.

Al recorrer en Rancho Baiguate se pueden observar al caminar de patos, gallinas, cerdos, conejos, jardines, caballos, así como una variedad de plantas que al decir de Rodríguez Ross están siendo contabilizadas por expertos, al igual que las aves y los insectos para preservarle su ecosistema.

Explica que todas las plantas tendrán su nombre, los animales estarán señalados, se dispondrá de un volante con explicaciones de la zona para que el visitante lo retire junto a un mapa en la recepción, y con aplicación web, pueda recorrer los senderos sin la asistencia de un guía.

El lugar cuenta con un lago semi artificial, en razón de que el río Baiguate cambio de ruta, pero dejó en la vieja un manantial pequeño donde tiene varias especies de peces. En esa ruta se han construido varios lagos pequeños, donde el visitante puede pescar, con la idea de que liberen de nuevo el o los peces atrapados. Más información aquí



About the Author

Jose Tejada Gómez
Estudió en la Universalidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Periodista, fundador y director de DiarioDigitalRD. Ex presidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) Contacto: [email protected]