Danilo, Miguel, huracanes y la ONU

Euri Cabral, economista y comentarista.




No es casualidad que ante el inesperado retorno al país del presidente Danilo Medina por la amenaza del huracán María, quien hablara ante la 72va Asamblea General de la ONU en su representación, lo fuera el canciller Miguel Vargas Maldonado. Todo el que tiene alguna referencia del actual Secretario General de esa entidad, el portugués Antonio Gutierres, sabe muy bien que entre él y nuestro canciller Miguel Vargas, hay una relación política de mucho tiempo, ya que ambos han sido importantes dirigentes de la Internacional Socialista.

En su brillante presentación ante la Asamblea General de la ONU, el canciller dominicano supo defender la propuesta realizada por el presidente Medina, en el sentido de que es necesario que ese organismo no sólo brinde solidaridad a los países posterior a los huracanes, sino que ya es tiempo de que se destine un fondo especial y permanente con el cual se ayude a las naciones que son devastadas por los fenómenos naturales desde antes que estos les afecten.

El canciller dominicano Miguel Vargas, el presidente Medina y el líder político español José Rodríguez Zapatero.

El canciller dominicano llamó a las naciones que conforman la ONU a enfrentar con responsabilidad ese problema. De manera muy precisa dijo lo siguiente: “Mi país trae ante esta Asamblea, nuevamente, la propuesta de crear un fondo especial para enfrentar este tipo de catástrofes, y para la prevención y alerta temprana, que nos permita preservar la vida.” Y para darle fundamento a la propuesta que ya el presidente Medina había presentado en una reunión previa, dijo que el ejemplo de esto son los Estados Unidos, los cuales destinaron un fondo de 15 mil millones de dóalres para atender los estados que fueron afectados por el huracán Irma.

Con su participación en la ONU, el ingeniero Miguel Vargas reafirmó su calidad como canciller. De manera particular, estoy convencido de que entre las razones del presidente Medina al nombrar a Miguel Vargas como canciller, estuvo de manera importante el papel que este pudiera jugar frente a ese organismo mundial. Y su gran papel como mediador en la ONU ha dado importantes frutos. Hoy día, fruto del eficaz trabajo de negociación del canciller, hay un profesional dominicano llamado José Miguel Guzmán que está a punto de ser elegido Director del importante Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Asimismo, fruto de ese trabajo de la cancillería, por primera vez en la historia un dominicano podría ser elegido miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para el período 2019-2020.

Cuando Miguel Vargas fue nombrado canciller, en muchos sectores del país hubo preocupación, sobretodo por el gran trabajo que estaba desarrollando a quien él sustituyó, el arquitecto Andrés Navarro. Sin embargo, Miguel ha sorprendido de muy grata manera por la productiva y eficiente gestión que viene implementando en el año que tiene al frente de la cancillerÍa. Unido a ese gran papel en la ONU, Miguel ha continuado la politica de adecentamiento y profesionalización del personal diplomático y consular de la cancillerÍa.

Asimismo, bajo su gestión la República Domincana fue la anfitriona de la V Cumbre del CELAC, a la que asisitió más de una decena de presidentes latiniamericanos; ha impulsado acuerdo con varias naciones del mundo para elimiar el visado a los dominicanos; ha impulsado el funcionamiento del Instituto del Dominicano en el Exterior; inauguró el programa Cielo RD que busca ayudar a los dominicanos del exterior cuando pierden un familiar y empezó a implementar un plan de difusión internacional del Merengue en las delegaciones diplomáticas de nuestra nación en todo el mundo, entre muchos otros logros.

Pero una de las acciones de mayor trascendencia del Canciller Miguel Vargas, bajo la dirección del presidente Medina, ha sido lograr que la República Dominicana sirva de escenario mediador entre el gobierno y la opisición venezolana, para buscar una salida a la crisis que vive esa nación hermana. Ese solo hecho, que ha sido posible debido a su relación con los opositores venezolanos y con el actual presidente de Venezuela, coloca a Miguel Vargas en un dimensión especial, y ha catapultado al presidente Danilo Medina y al país dominicano a un nivel de respeto sin precedentes en la comunidad internacional.

Por todo esto, podemos concluir expresando que Danilo tomó la decisión correcta al nombrar a Miguel Vargas como canciller. Y Miguel ha sabido llenar las expectativas de manera precisa. Para bien del gobierno y del país.

Euri Cabral
Economista y Comunicador
[email protected]



About the Author

Euri Cabral
Es un comunicador dominicano con una amplia trayectoria en diversos medios. Ha sido colaborador de los periódicos Listin Diario, El Caribe, Hoy, El Nacional, La Noticia y El Nuevo Diario. En la actualidad es comentarista del programa radial "EL Sol de la Mañana", el más importante programa de opinión del país que se transmite diariamente por la emisora Zol 106.5 FM. Es propietario de la empresa Producciones Ella y El y del canal de televisión Señales TV, un canal para sembrar valores. Ha publicado los libros "Duarte, un hombre de fe y de acción"(2013), "Merengue y Bachata: Orígenes, etapas y líderes" (2009), "Juan Luis Guerra y 4-40: Merengue y Bachata a ritmo de poesía y compromiso"(2008), "Amor de mariposas y otros relatos" (2002), "Fernando Villalona en su justa dimensión" y "Enseñanzas de Jiménes-Grullón"(1982). Desde el año 1987 está felizmente casado con Zinayda Rodríguez con quien ha procreado dos hijas: Amelia y Cheizi Cabral Rodríguez. Es un abuelo orgulloso de dos nietos: Ianna Amelie y Juan Fernando Cuello Cabral. En julio del 2004 asumió a Jesús como su Señor y Salvador y en estos diez años su vida ha sido transformada grandemente. En la actualidad forma parte del equipo de liderazgo de la Iglesia Cristiana Palabras de Vida (ICPV), que dirigen los pastores Raffy Paz y María Isabel Palacio.