Proyecto minero Romero en SJM camino al colapso

La Loma Romero de San Juan donde se proyecta el plan minero.




Los habitantes de la provincia de San Juan se oponen a la explotación del proyecto minero Romero porque contrario a los auspiciadores, entienden que el mismo no les favorece a ellos ni al país.

El proyecto ya recibió el visto bueno del Ministerio de Energía y Minas, para que luego el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales lo autorice, lo que hasta el momento no ha realizado este último.

Pero lo que si tienen claro los residentes en San Juan es que el plan tiene el visto bueno del poder que tratará de hacerlo realidad si ellos flaquean en su residencia.

Las organizaciones de la zona se oponen por entender que Organizaciones explotar una mina de oro en esta provincia, provocaría graves daños ambientales en la zona, donde tienen origen varios ríos del país.

Una de las opiniones autorizadas es la del presidente de la Fundación para el Progreso del Sur (Funprosur), Alexander Valenzuela, que llamó a la sociedad dominicana, en especial a la provincia de San Juan, a rechazar esas pretensiones y alegó que el agua es vital para la agricultura y la vida de la zona.

El Proyecto Minero Romero ha sido concesionado a la multinacional Gold Quest, aprobado por el Ministerio de Energía y Minas. La explotación del proyecto Romero es solo el inicio de una serie, que tocará también al municipio de Hondo Valle, en la provincia de Elías Piña.

Valenzuela manifestó que el río San Juan, ubicado a menos de 200 metros del yacimiento del proyecto Romero, en San Juan, es uno de los principales acuíferos que alimentan el río Yaque del Sur, de la presa de Sabaneta, y sobre todo, de la cordillera.

Sostiene que la construcción de galerías subterráneas desestabiliza el régimen de aguas en la roca, debido a la creación de nuevos conductos. “El desagüe de minas (bombeo) puede provocar un descenso considerable del nivel freático, lo cual, además de otros efectos, puede degradar seriamente la vegetación en la zona afectada”, agregó.

“La provincia de San Juan lo que necesita es agua, nos tienen engañados con el argumento de que la explotación subterránea no es dañina, pero estamos en la era de la información y del conocimiento, el daño es peor que el que provoca el método tradicional de explotación minera, dado que no solo afecta a esta generación sino que también comprometemos a las futuras y cito un ejemplo: con el denominado relleno hidráulico después de que la roca de desperdicio es removida y el mineral en bruto extraído, este último debe ser procesado para separar el mineral deseado de las porciones sin valor”.

“Una vez que los minerales han sido procesados y recuperados, la roca sobrante se vuelve otra forma de desperdicio minero llamado jale. Los jales mineros usualmente contienen los mismos metales pesados tóxicos y formaciones de ácido mineral que produce el desecho de roca. También pueden contener agentes químicos usados para el procesamiento del mineral en bruto, tales como cianuro o ácido sulfúrico”.

Los jales son usualmente colocados en la superficie, en áreas de contención o en lagunas de oxidación, y en un número creciente de operaciones bajo tierra, donde el desecho es usado como relleno para las áreas que fueron excavadas. Los contaminantes de los desechos mineros pueden lixiviar hacia la superficie o a los mantos de agua subterránea causando una contaminación seria que puede perdurar durante muchas generaciones y dejar inutilizados los mantos acuíferos”, destacó el presidente de Funprosur.

Anunció que en los próximos días estarán anunciando la primera gran manifestación en rechazo a la explotación por parte de Gold Quest en San Juan.
El proyecto Romero y Romero Sur está ubicado dentro de la concesión de exploración Tireo, tiene un área de 3,997.0 hectáreas. Tireo, también dada a conocer por la empresa como las concesiones de San Juan, se encuentra en la cordillera Central de la República Dominicana muy cerca del municipio cabecera San Juan de la Maguana.

La academia de Ciencias
Los anteriores argumentos han sido abonados por la Academia de Ciencias que ha considerado nefasto para la seguridad y soberanía alimentaria del país el desarrollo de un proyecto de minería metálica en la provincia San Juan.

Su objeción se debe a que la zona a ser explotada se por encima de los 800 metros sobre el nivel del mar próximo al nacimiento de dos de los afluentes más importantes que alimentan el Yaque del Sur.

Para la entidad de científicos ha “apresurada y contra producente” la petición del Ministerio de Energía y Minas (MEM) para que el Poder Ejecutivo autorice a la empresa suizo-canadiense Gold Quest la explotación del yacimiento en plena Cordillera Central, que contendría unas 840,000 onzas de oro además de plata y cobre.

“La mina de oro proyecto Romero está ubicada entre 900 y 1,000 metros de altitud por encima de la confluencia de los ríos San Juan y La Guamá, cuyas aguas son almacenadas en la presa de Sabaneta, la mayor y única reserva de agua de importancia que sustenta el desarrollo agrícola y pecuario del Valle de San Juan”, especificó la Academia de Ciencias en un documento divulgado hoy en la sede de la institución, ubicada en la Zona Colonial.

La Academia de Ciencias, Luis Sheker, presidente, y el ingeniero forestal Eleuterio Martínez, el biólogo Luis Carvajal y Félix Mateo, expuso que apuesta por un modelo productivo para la existencia de todo el Valle de San Juan.

Además recordó que la conservación del agua está por encima de los 224 millones de dólares que dejaría el proyecto Romero al Estado dominicano.

Reserva Natural

Ante las reacciones adversa al proyecto, el senador por la provincia de San Juan, Félix Bautista, sometió ante el Senado de la República un proyecto de ley que declara las zonas de potencial minero de la provincia San Juan como Reserva Natural Romero.

La información fue dada a conocer por el legislador este domingo, durante una marcha contra la explotación minera organizada por las iglesias evangélicas y organizaciones sociales de la provincia San Juan, en la que participó.

“Esta iniciativa de ley que he sometido ante el Congreso, debe tener el apoyo del pueblo y convertirse en una Iniciativa Legislativa Popular”, dijo Bautista, mediante una nota de prensa.

“Vamos a recolectar 145 mil firmas de los munícipes de San Juan, equivalente al dos por ciento del padrón de electores, amparados en el artículo 97 de la Constitución y en la Ley 275-13 que regula la Iniciativa Legislativa Popular, para que todos juntos evitemos el retroceso de la provincia San Juan”, puntualizó el legislador.

La “Reserva Natural Romero” estará conformada por las secciones La Ciénaga y Río Arriba del Norte y sus parajes: Palo de Viento, La Guana, El Manguito, Hondo Valle, Los Tomates, Piedra Blanca, La Higüera, Valencio, La Rosa, Guayabo, Hoyo Prieto, La Ciénaga Vieja y San Pedro, Boca del Arroyo, del distrito municipal de Sabaneta, municipio San Juan de la Maguana, provincia San Juan, con un área de cinco mil hectáreas.

El objetivo es preservar las fuentes acuíferas, la biodiversidad, la integridad del paisaje y el ecosistema; mitigar los impactos del calentamiento global y la perturbación del clima; así como la preservación de las potencialidades de los recursos y ambientes naturales capaces de garantizar su uso y aprovechamiento inteligente, mediante el desarrollo del ecoturismo, la recreación y la educación ambiental.

Dentro de las motivaciones del proyecto, se destaca que “el valle de San Juan produce el 15% de la producción de arroz; el 60% del consumo nacional de habichuelas; el 80% de la producción de semillas; el 47% del consumo anual de guandul; el 50% de la producción nacional de maíz; el 40% del consumo nacional de batata; que además produce maní, hortalizas, frutas, vegetales, víveres, ganado ovino, caprino y leche, en una extensión de 550 mil tareas de vocación agrícola”.

“La producción de San Juan representa más de 1,760 millones de pesos al año, versus 84 millones de pesos que la minera entregaría a San Juan cada año, durante 7 años, para un total de 588 millones. Esto es, San Juan produce en un año tres veces más que el total de recursos que recibiría en siete años. Si se explota la mina, se destruye la producción del Valle y San Juan sería tres veces más pobre de lo es hoy”, dijo el legislador.

En los considerando de la iniciativa se establece que los terrenos que conforman el proyecto minero Romero “están ubicados en el mismo centro de la producción de agua de la presa de Sabaneta, de la cual depende en su totalidad la producción agropecuaria de la provincia San Juan”; y “que la de producción de estas zonas serían arruinadas y destruidas si el Estado dominicano permite el desarrollo de la actividad minera”.

Durante su participación en la marcha celebrada este domingo, el legislador señaló: “La explotación de la mina Romero supone la destrucción de los recursos naturales de la zona y pondría en peligro la producción de agua fundamental para la producción agropecuaria y para el consumo humano de los pobladores de la provincia San Juan”, por lo que hizo un llamado a todos los sectores de la provincia a defender y proteger la mayor riqueza del Valle de San Juan: El agua.

Para su elaboración se analizaron los postulados de la Constitución de la República, la Ley de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Ley 64-00); la Ley Sectorial de Áreas Protegidas (Ley 202-04) y 18 leyes más que contienen todo lo relativo a la protección del medio ambiente y los recursos naturales, como la Ley 627-77, que declara de interés nacional la protección de las tierras de las cordilleras y la Ley 487-69, de control y explotación de las aguas subterráneas.



About the Author

La Redacción
Diario DigitalRD.Com, primer diario en línea creado en República Dominicana, fundado el 16 de enero del 2006. Su director es el periodista José Tejada Gómez. Para contactos. Cel. 809-980-6500 y 809-6081130. [email protected]