Conferencia sobre migraciones comienza debilitada




Por Thalif Deen.-NACIONES UNIDAS, 10 Dic 2018 (IPS) – Cuando la tan esperada Conferencia Intergubernamental para el Pacto Mundial sobre Migración comenzó este lunes 10 en Marruecos, lo hizo con un hecho sin precedentes: la cancelación de su asistencia de por lo menos siete Estados miembro casi a último minuto.

Cuando la comunidad internacional se esfuerza por resolver la propagación de una crisis humanitaria, y restringir la aceptación de refugiados y migrantes, la aprobación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, se vuelve un asunto políticamente sensible.

Estados Unidos, que se retiró de las prolongadas negociaciones en diciembre del año pasado, será una de los notables ausencias, junto a Austria, Hungría, Polonia, Israel, Suiza y Australia, todos con problemas relacionados con refugiados y migrantes.

Otros de los que pueden fallar podrían ser Bulgaria, República Checa y Eslovaquia.

No sorprende que esos países no quieran formar parte del pacto, que se espera se adopte en la ciudad de Marrakesh al concluir la Conferencia, el martes 11.

Incluso a pesar de que 192 Estados miembro, salvo Estados Unidos, finalizaron el Pacto Global en julio, tras años de negociaciones.

La renuencia a participar es por demás sorprendente ya que la implementación del pacto es voluntaria, a diferencia de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951, suscrita y ratificada por los 193 estados miembros de la ONU, pero no necesariamente implementada.

Sobre los que no participan, el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric declaró el 30 de noviembre: «Creo que lo lamentable, como vimos, es el número de países que se abrieron de lo que ya se había decidido en Nueva York cuando se adoptó el pacto».

«Cabe recordar una y otra vez que no es un instrumento legal vinculante. Es una guía para que los países puedan manejar la migración», acotó.

Justo antes del inicio de la conferencia de Marrakesh, Dinamarca anuncia sus planes de trasladar inmigrantes «no deseados» a la isla de Lindholm, a dos millas náuticas del territorio, otrora utilizada para estudiar animales enfermos,.

«Los crecientes sentimientos de extrema derecha y antiinmigración que se propagaron por Europa llegaron a las altas esferas del gobierno de Dinamarca», han indicado fuentes periodísticas.

«Algunos de los legisladores dejaron claro que no tienen reparos en probar los límites de las convenciones de derechos humanos con el fin de preservar lo que consideran el estilo de vida danés. El controvertido acuerdo todavía debe ser aprobado por el parlamento», informó la CNN.

Es muy posible que Dinamarca se una al resto del equipo de ausentes de la conferencia.

El demógrafo Joseph Chamie, exdirector de la División de Población de las Naciones Unidas y consultor independiente, dijo a IPS que la conferencia sobre migración, a pesar de sus carencias, «es, por cierto, un logro».

Pero una decena de países no participan, y otros más realizaron fuertes objeciones, procedentes de partidos que se oponen a la firma del Pacto Mundial sobre Migraciones, añadió.

Eso tendrá graves consecuencias negativas para el pacto, en especial si Estados Unidos, el país que más inmigrantes recibe, no forma parte de él.

«También será problemático para la Unión Europea (UE), pues esos países tienen posiciones divididas en cuanto al pacto, y otros no participan en la conferencia», apuntó.

«Es inusual que tantos países renuncien a la conferencia de la ONU y debilitará la efectividad del Pacto Global», reconoció.

La enviada especial para Migración Internacional, Louise Arbour, dijo antes de comenzar el encuentro que estaba «muy decepcionada» de que algunos países retiren su apoyo, y en algunas instancias por «extrañas» razones.

El Pacto Global «no era legalmente obligatorio» y «no hay ni un solo país que esté obligado a hacer nada que no quiera», señaló.

«Algunos dijeron, por ejemplo, no vamos a firmar, lo que es bastante raro porque no hay nada para firmar. No es un tratado. Otros dijeron, ‘no iremos’. Otros, no apoyamos el pacto», añadió.

Mientras, una de cada 70 personas queda atrapada en medio de una crisis, incluyendo la de refugiados, con más de 130 millones de personas que podrían necesitar asistencia humanitaria el año que viene.

La ONU y sus socios buscarán ayudar a más de 93 millones de personas en situación de mayor vulnerabilidad, según el Panorama Global Humanitario, presentado por el coordinador de emergencia, Mark Lowcock, en Ginebra en la primera semana de diciembre.

En una declaración divulgada el 5 de este mes, la Federación de las Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, señaló que la migración siempre fue un tema controvertido.

Pero en los últimos años, se volvió un asunto aún más controvertido, al punto de dominar las elecciones en muchos países.

La preocupación por el impacto de la migración en los estados receptores llevó a los gobiernos a adoptar estrategias diseñadas específicamente para reducir y disuadir las migraciones, llegando a restringir el acceso a servicios esenciales y vitales, incluida la atención de salud básica, refugio, alimentos y asistencia legal.

La Federación Internacional dijo que los gobiernos tienen derecho a fijar sus políticas migratorias. Pero a diferencia del saber convencional, todos los migrantes, aun los que no tienen derecho a solicitar asilo, tienen derechos en el marco de la legislación internacional. Esos derechos incluyen acceso a la salud, la seguridad y la protección.

Chamie dijo a IPS que si bien la implementación del pacto es voluntaria, el objetivo en sí mismo es crear normas relativas a las migraciones internacionales.

«Por supuesto, los países pueden no seguir las convenciones ni los pactos internacionales, y existen, por cierto, muchas instancias de violaciones en los últimos años», acotó.

Los países son soberanos, sobre lo que hay un consenso universal, y promoverán sus intereses nacionales, aun cuando viola acuerdos que ya suscribieron, añadió.

Al ser consultado sobre los planes de Dinamarca, consideró que confinar inmigrantes «no deseados» a una isla remota generará problemas en muchos aspectos.

Además de la cuestión importante de los derechos humanos, será difícil desde el punto de vista logístico, y se será aún más problemático, en especial por los niños y a los que necesitan atención médica. Además, a medida que aumentan los números, las dificultades se exacerban, añadió.

Chamie también señaló un hecho simple: la llegada de posibles inmigrantes es mucho, mucho mayor que la demanda.

Además, los países receptores seleccionan inmigrantes y muchas de las personas que necesitan migrar, no serán seleccionadas.

«Por ello, muchos de los migrantes sin estatus legal solicitan asilo y buscan el estatus de refugiado cuando, de hecho, buscan oportunidades laborales y mejores condiciones de vida para ellos y sus familias», añadió.

Por ello, Chamie señaló, la gente emigra de forma irregular y al llegar a su destino elegido tratarán de permanecer en el país por todos los medios posibles, incluso solicitando el estatus de refugiado.

Una vez más, uno tiene que hacer frente a hechos demográficos, algo que los dirigentes políticos suelen evitar. Muchas poblaciones en países de emigrantes aumentan rápidamente y en la mayoría de los países receptores con mayor desarrollo, crecen con lentitud.

Las presiones considerables y las fuerzas responsables de la inmigración irregular continuarán, por cierto, y los países receptores todavía carecen de políticas efectivas para hacer frente al fenómeno demográfico, declaró Chamie.

Traducción: Verónica Firme



About the Author

Servicios de Noticias
Diario DigitalRD, fundado el 16 de enero del 2006, es propiedad de Editora Diario Digital SRL, una compañía formalmente constituida en Republica Dominicana. Escríbenos a [email protected]