Fogaraté: Protesta puertoplateña

Ramón Colombo, periodista.




Ramón Colombo

Ramon Colombo, periodista.

En mi honrosa calidad de embajador de Puerto Plata en República Dominicana, a nombre de mi pueblo; sean gente joven, mediana y vieja, pobres, ricos o desbaratados, blancos, negros, mulatos o pintos, pido, reclamo, exijo que esta potencia nacional, de la que (a veces lamentablemente) dependemos, termine la carretera que empieza en Navarrete y termina esta tierra que, por suerte, apenas conoció Colón; y, además, que castigue ejemplarmente a quienes tumbaron numerosas matas de palmas reales y de pino en la Hermanas Mirabal con Gregorio Luperón, afectando lo que es intocable: el más bello malecón del Atlántico.



About the Author

Ramón Colombo
Soy periodista con licenciatura, maestría y doctorado en unos 17 periódicos de México y Santo Domingo, buen sonero e hijo adoptivo de Toña la Negra. He sido delivery de panadería y farmacia, panadero, vendedor de friquitaquis en el Quisqueya, peón de Obras Públicas, torturador especializado en recitar a Buesa, fabricante clandestino de crema envejeciente y vendedor de libros que nadie compró. Amo a las mujeres de Goya y Cezanne. Cuento granitos de arena sin acelerarme con los espejismos y guardo las vías de un ferrocarril imaginario que siempre está por partir. Soy un soñador incurable.