Fogarté: A Fernández Domínguez

Ramón Colombo, periodista.




Ramón Colombo

Ramón Colombo, periodista.

El domingo, en el Panteón de la Patria, estuve junto a veteranos y testigos de la Gesta de Abril, que comulgamos, junto a Arlette, su viuda, con el recuerdo vívido del coronel Rafael Tomás Fernández Dominguez. Y volví a recordar aquellos versos de Octavio Paz: «Has muer­to, camarada, en el ardiente amanecer del mundo/y brotan de tu muerte/tu mirada, tu traje azul de héroe/tus manos sin fusiles ni granadas/calladamente quietas/Has muerto cuando apenas tu mundo, nuestro mundo, amanecía… «. (Sépase que él sigue siendo ejemplo de dignidad para muchos hombres de armas que calladamente evocan a los héroes y mártires de Abril con el clarín de cada amanecer).



About the Author

Ramón Colombo
Soy periodista con licenciatura, maestría y doctorado en unos 17 periódicos de México y Santo Domingo, buen sonero e hijo adoptivo de Toña la Negra. He sido delivery de panadería y farmacia, panadero, vendedor de friquitaquis en el Quisqueya, peón de Obras Públicas, torturador especializado en recitar a Buesa, fabricante clandestino de crema envejeciente y vendedor de libros que nadie compró. Amo a las mujeres de Goya y Cezanne. Cuento granitos de arena sin acelerarme con los espejismos y guardo las vías de un ferrocarril imaginario que siempre está por partir. Soy un soñador incurable.