La urgente tarea de estimular las industrias creativas y dar valor la herencia cultural

En 2015, Cultura consolidó su apoyo financiero directo a unos 300 proyectos culturales, lo que no había ocurrido en el país.




El sector cultural genera miles de empleos y hace un sustancial aporte al Producto Interno Bruto de República Dominicana.

La República Dominicana se ha adentrado en un significativo proceso por darle valor a su riqueza cultural, un sector que ha sido concebido como un simple adorno, y en peor de los casos, como un gasto para el Estado.

Este esfuerzo debe ser comprendido y apoyado por el sector cultural, pues de consolidarse entraríamos logrando una etapa de gran impulso de áreas como la arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanías, cine, diseño, editorial, investigación y desarrollo, juegos y juguetes, moda, música, publicidad, software, TV y radio, y videojuegos.

Las industrias creativas y culturales, que configuran lo que John Howkins define como Economía Naranja, tienen una gran incidencia en nuestro país, con un elevado aporte al Producto Interno Bruto (PIB), motivado en gran medida por la creación de leyes y desarrollo de programas de apoyo ejecutados por el Estado, y el dinamismo que le imprime el sector privado.

Los bienes y servicios culturales registran gran demanda de usuarios, que los adquieren por motivos de identidad, satisfacción espiritual, entretenimiento, para colección, entre una diversidad de razones.

Ya el país cuenta con un conjunto de leyes estimulan la llamada Economía Naranja. Entre ella se encuentran la ley 65-00 Sobre Derecho de Autor; Ley 108-10 de Fomento de la Actividad Cinematográfica, esta última un modelo de como el Estado puede fomentar las artes y el Congreso Nacional conoce un proyecto de Ley de Mecenazgo, que instalaría un Régimen de Incentivo y Fomento del Mecenazgo Cultural, el cual representaría un gran impulso para la industrias culturales y creativas, así como para la animación artística en todo el territorio nacional.

Importante señalar que a través del Ministerio de Cultura, se desarrolla programas que apuntalan este sector, como son el Programa Nacional de Proyectos Culturales, con un aporte anual de más de 100 millones de pesos y el Fondo de Estímulo a la Creación Cultural y Artística (FONECCA) con un monto anual de 20 millones de pesos. Mediante estos programas se financian de manera directa iniciativas de los artistas y gestores culturales. El ministro de Cultura, arquitecto Eduardo Selman, tras destacar la importancia de estos programas dijo que deben ser ampliados para que beneficien a más jóvenes y gestores culturales del país.

Escena de la obra musical.

El valor de nuestra riqueza cultural ya fue comprobado a raíz de que en mayo del 2016 el Banco Central y el Ministerio de Cultura creara la Cuenta Satélite de Cultura (CSC-RD), un sistema de información económica relacionado con los productos, actividades y las prácticas que pertenecen al ámbito de medición económica del campo cultural dominicano.

LA CULTURA EN EL PIB

El informe estableció que el proceso de elaboración de la CSC-RD, tuvo como punto de referencia el año 2010, atendiendo las recomendaciones del convenio Andrés Bello (CAB) del que es signatario República Dominicana desde 1999 y al posterior acuerdo (2013) firmado entre el Ministerio de Cultura y el Banco Central de la República Dominicana.

El ministro de Cultura de entonces, José Antonio Rodríguez, quien leyó el informe indicó: “En ese sentido, las informaciones recibidas y procesadas a la fecha, dan cuenta que durante el 2010, el gasto en bienes y servicios culturales realizado en el país alcanzó el monto de RD$30,655.4 millones, lo que representa el 1.5 % del Producto Interno Bruto de ese año”, indica el informe.

De ese monto correspondiente al 2010, el 86.9% fue efectuado por el sector privado, compuesto por los hogares y empresas privadas (financieras, educativas, telefónicas, fundaciones, centros culturales e instituciones sin fines de lucro), mientras que el restante 13.1 % fue realizado por el sector público.

Cuatro años más tarde, el gasto en cultura ascendió a RD$41,265.6 millones, para un aumento de RD$10,610.3 millones adicionales durante el periodo 2010-2014” se consigna en el estudio. A 2014, la cultura mantuvo su participación dentro del Producto Interno Bruto, “lo que evidencia que durante el periodo 2010-2014, la cultura creció a un ritmo similar al del PIB”.

PERSONAS OCUPADAS EN CULTURA

Respecto a las personas, en la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT), levantada semestralmente por el Banco Central, se señala que durante el 2010, unas 421, 306 personas realizaban alguna actividad vinculada a la cultura, lo que representa un 10 % del total de la población ocupada en el país.

En 2014, la participación de los ocupados en las actividades vinculadas a la cultura dentro de la población ocupada total, se situó en 12.5 %, al registrar un total de 468, 324 ocupados en dichas actividades”.
Es así como se determinó que la cultura en el periodo 2010-2014 agregó a la economía dominicana unos 48, 018 empleos en actividades relacionadas con la cultura, al pasar de 421, 306 a 468, 324 personas ocupadas, según lo establece la ENFT del Banco Central.

LAS EMPRESAS CULTURALES

El estudio identificó, además, las unidades productivas constituidas en el territorio nacional, dedicadas a la producción de bienes o servicios culturales. Para ello se procedió e elaborar el Directorio Nacional de Empresas Culturales, a partir de Registros Administrativos; Directorios de Empresas e Informaciones procedentes de asociaciones de empresas, gremios, sindicatos, etc.

Armando Guareno detalla Festival de Cine.

A esa fecha se habían confirmado unas 2,042 empresas: 650 de artes visuales, 494 de educación cultural, 380 de audiovisual y radio, 371 empresas de Libros y Publicaciones, 87 de artes escénicas y espectáculos y 60 de música”.

Estos Resultados de la Encuesta Nacional de Consumo Cultural de la República Dominicana” (ENCC-RD- 2014), como la Cuenta Satélite de Cultura son vitales para el reconocimiento del sector de la cultura y la economía creativa en la República Dominicana y deben ser del conocimiento de todos aquellos que se dedican a alguna labor creativa o trabajan en ese sector.

ENCUESTA NACIONAL DE CONSUMO CULTURAL
Otros detalles reveladores corresponden al Consumo Cultural (ENCC-2014). En el año 2014, los hogares dominicanos realizaron un gasto total de RD$11,469.2 millones, en actividades como asistencia a lugares y eventos culturales, compras de productos culturales, uso de la Internet en establecimientos formales e informales.

Se estableció en la ENCC-2014 que cerca de 1.8 millones de dominicanos, de 15 años y más, residentes en las zonas urbanas del país, asistieron a algún lugar o evento cultural, siendo el cine el lugar más frecuentado, con un 45.0%. Y el gasto de los hogares por este concepto fue de un RD$ 1,675.2 Millones de pesos.

También se comprobó que la compra de productos culturales, llegan a un 1.3 millones para un gasto de bolsillo de RD$5,584.9 millones y que de los productos considerados con mayor porcentaje de compras por los hogares están los libros (54.0%), periódicos y revistas (24.0%).

  • Otros datos arrojados son que unas 63,453 personas participaron en espectáculos culturales en edades de 15 años y más, generando ingresos por este concepto de RD$ 1, 035.7 millones de pesos en el 2014.

“En cuanto al uso del internet, durante el año 2014, alrededor de 2.8 millones de dominicanos, de 15 años y más, tuvieron acceso a internet, realizando 5.3 millones de actividades de navegación, siendo las principales actividades; la escuchar música grabada, ver videos y películas y descargar música y videos. Para la cuales los hogares dominicanos gastaron unos RD$ 4, 209.00 millones de pesos” agrega. FIN



About the Author

Jose Tejada Gómez
Estudió en la Universalidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Periodista, fundador y director de DiarioDigitalRD. Ex presidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) Contacto: [email protected]