Author Archives: Ramón Colombo

Fogaraté: Sí, nos duele el alma

Sí, Janel, como a ti, a todo ser sensible de esta tierra le duele el alma. Si, Janel, la muerte de tu madre es, como dices por todos, solo un resultado de lo que hoy es nuestro país y nuestra sociedad. Sí Janel, todos somos huérfanos y nos han quitado nuestro país. Sí, Janel, millones

Fogaraté: Deseos plataneros

Para el nombre del país: República Dominiplátano…Para el Himno Nacional: “Quisqueyanos valientes, alcemos nuestro plátano con viva emoción”…Para el Escudo: “Dios, Patria y Plátano”, con un gracioso plátano bien dibujado…Para la bandera: en vez del azul celeste, el verde plátano…Para juramentar un Presidente: en lugar de hacerlo ante la Constitución, que sea ante un plátano…Para

Fogaraté: Nuria no ha cambiado

Hace ya 27 años escribí, cuando Nuria empezaba a dar carpeta contra los que dañan este país: “Sigue, Nuria, sigue. Que bienaventurados siempre han de ser los que hacen el oficio de la ver­dad. Sigue, Nuria. Adelante en el intento de crear un cristal verdaderamente transparente para mirar. Sigue, Nuria. No des marcha atrás. Sigue,

No prendan fósforos

Por favor, ruego encarecidamente a todo el mundo que no prendan fósforos ni siquiera en las fiestas de fuegos artificiales, porque este país huele a gas y podría estallar. Solo acechen las marchas de los próximos días (que van cambiando de verde a color de hormiga), especialmente la de Santiago es Santiago (y a los

Fogarate: En hora cero

Te sudan las manos. Te tiemblan las palabras, nerviosas y algo tartamudeantes. No puedes fijar la mirada, inquieta y con un ligero tic incontrolable. “¡Trágame tierra!” (expresión que no puede trascender del pensamiento, aunque te torture la convicción de que la gente no cree en ti, pues pone sistemáticamente en duda o rechaza cualquier cosa

Fogaraté: ¿Ven?… ¡Lo dije!

Escribí el jueves 23 que no debíamos esperar más que puras promesas con conocidas frases torpedo: “Caiga quien caiga”… “Hasta la últimas consecuencias”… “Nadie está por encima de la ley”… “Aquí no hay vacas sagradas”… “Corresponde a la Justicia”… “Tomaremos medidas”… “Hemos impartido instrucciones”… Y así fue: Danilo Medina pronunció ayer esas frases rituales: “Caiga

Fogaraté: Carnaval de la nostalgia

En los febreros de mi niñez sa­lían a las calles el Diablo Cojuelo (que no daba ni pedía cuartel con sus vejigas, que de­jaba caer sobre la endeble humanidad del niño asusta­do), el Mono Luchador (que competía por llevarse la gloria fugaz de un triunfo teatral en fiesta patria), el Califé (bailarín inigualable al ritmo

Fogaraté: Pregunta mundial

Antes de cumplir 100 días en la Casa Blanca (que empieza a verse gris), ha recibido la escandalosa renuncia de dos ministros; ha ganado el odio de 125 millones de seres al Sur de su país y el de más de 1,700 millones de musulmanes del mundo; ha peleado con Europa, China, Corea del Norte

Fogaraté: País globalizado

Se anuncia a la amable concurrencia (niños, jóvenes, viejos, medianos y revejíos; hombres y mujeres con cuarto o sin cuarto) que la portentosa globalización que ha alcanzado la patria de Duarte, Sánchez, Mella, Luperón, Jiménez Moya, Manolo y Caamaño (que deben estar, todos, rabiando donde sea que se encuentren) y los millones de soñadores todavía

Fogaraté: Las órdenes del jefe

Las órdenes más comunes que todo Jefe de esta especie de estado (en realidad un soberano) le imparte a “su” Procurador General, cuando éste pide instrucciones sobre cualquier caso delicado, son: 1) “Ten cuidado con eso”. Y si acaso no entiende bien, entonces viene: 2) “Maneja bien ese caso”. Y si, aún así, el Procurador

Top